•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las milicias palestinas dispararon ayer más de 70 cohetes contra Israel, 57 de los cuales impactaron en zonas rurales, 9 fueron derribados en vuelo y el resto cayeron dentro de la misma Gaza, informó a Efe un portavoz militar.

Uno de los cohetes, disparado en dirección a la ciudad de Dimona, en el sur del país y que alberga el principal reactor nuclear de Israel, causó la muerte a un israelí de origen beduino de 32 años, así como heridas a otros tres miembros de su familia, entre ellos un bebé y un niño. Se trata del tercer israelí muerto desde que comenzó la ofensiva “Margen protector” el pasado 8 de julio. El primero, un civil, murió hace unos días por un cohete que impactó en el paso fronterizo de Erez, mientras llevaba comida a las tropas israelíes, y el segundo es un soldado que murió por fuego amigo al comenzar la incursión terrestre el jueves por la noche.

Más de 300 muertos

En el lado palestino hay alrededor de 330 muertos (unos 100 desde que comenzó la ofensiva terrestre) y más de 2,000 heridos. Después de 10 días de ataques aéreos, Israel ha lanzado su ofensiva con la intención de destruir los túneles construidos por Hamás desde la Franja, y que desde el 8 de julio ha tratado de utilizar en al menos tres ocasiones para infiltrar comandos islamistas en el territorio israelí.

En el último caso, ayer por la mañana, soldados israelíes abatieron a uno de los miembros del comando mientras que el segundo murió al estallarle un chaleco explosivo que llevaba puesto.