elnuevodiario.com.ni
  •   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los mandatarios de Guatemala, Honduras y El Salvador llevarán a la reunión del próximo viernes con su homólogo de EE.UU., Barack Obama, "posiciones unificadas" contra la migración ilegal de menores no acompañados, centradas en el trabajo conjunto y la responsabilidad compartida de los países involucrados.

"Espero que la reunión sea positiva. Espero que salga un acuerdo para trabajar conjuntamente los cinco países (incluido México)", dijo el jefe de Estado de Guatemala, Otto Pérez Molina, en una rueda de prensa.

En dicha conferencia, Pérez Molina dio conocer la agenda de trabajo que realizará en Washington junto con los mandatarios Salvador Sánchez Cerén (El Salvador) y Juan Orlando Hernández (Honduras).

"Se están haciendo las coordinaciones para llevar posiciones unificadas", manifestó.

Pérez Molina explicó que él viajará el próximo miércoles por la noche hacia El Salvador y de allí partirá a Washington, aunque no precisó si acompañado de Sánchez Cerén.

Agregó que el jueves y viernes los tres mandatarios centroamericanos se reunirán con representantes de comisiones en el Senado estadounidense que tienen que ver la situación migratoria.

También con el secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., Jeh Johnson, con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno.

Precisó que el encuentro con el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, el día viernes, será un almuerzo y luego será la reunión con Obama en la Casa Blanca.

Seguimiento a medidas acordadas

Comentó que la posición que lleva Guatemala a esas reuniones es la de darle seguimiento a las medidas que se han acordado con Estados Unidos para reducir la migración de menores no acompañados a ese país.

Entre octubre de 2013 y junio pasado, oficiales estadounidenses han detenido a más de 52.000 menores no acompañados entrando a Estados Unidos de manera ilegal, la mayoría provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala.

"Tenemos que hablar de las medidas inmediatas que cada uno de los países tiene que adoptar para ir al fondo del problema. Lo que esperamos (de las reuniones) es que las acciones se trabajen conjuntamente, incluido con México, porque la migración es una responsabilidad compartida", mencionó.

Pérez Molina precisó que además de discutir la migración de los menores, él le planteará a Obama la situación de los 1,5 millones de guatemaltecos que viven en Estados Unidos.

De acuerdo con la Cancillería, el 60 % de esos guatemaltecos se encuentra en condición de indocumentados en EE.UU., país al que el Gobierno actual le ha pedido el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) pero aún no tienen respuesta.