• Río de Janeiro |
  • |
  • |
  • EFE

El expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso afirmó que el “malestar” de los brasileños, expresado en las protestas multitudinarias del año pasado, puede dar el poder a la oposición en las elecciones del próximo 5 de octubre.

En una entrevista a la revista Istoé, Cardoso aseguró que hace dos años “no creía en la posibilidad de una derrota electoral del (partido de) Gobierno”, pero señaló que el panorama cambió por los deseos insatisfechos de los brasileños por mejorías en la educación, la seguridad y el transporte.

“Creía muy difícil que hubiera un cambio. Hoy creo posible transformar ese malestar en algo que tenga consecuencia electoral”, dijo Cardoso.

No obstante, según Cardoso, “ningún candidato” puede intentar capitalizar ahora el malestar expresado en las protestas multitudinarias del año pasado, pues el electorado lo interpretaría como “oportunismo”.

Cardoso, que gobernó Brasil entre 1995 y 2002, apoya en las elecciones al senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña, PSDB, quien aparece en segundo lugar en las encuestas de intención de voto, con cerca del 20%, por detrás de la presidenta Dilma Rousseff (36%).

En la entrevista, el expresidente consideró que el Gobierno de Rousseff está en “una carrera por el crecimiento del PIB”, y subrayó que “la sociedad no quiere solo eso. Las personas quieren vivir mejor”.

Críticas

“Hay una fatiga en relación al Gobierno. Bien, también existe la fatiga de la clase media en relación al PT (Partido de los Trabajadores, de Rousseff). Sobre todo en Sao Paulo. Asusta el rechazo del 47% en el estado y de 49% en la ciudad”, comentó.

Cardoso también criticó el “intervencionismo” de Rousseff en la economía y en las empresas estatales, y la comparó en ese aspecto con el general Ernesto Geisel, penúltimo presidente de la dictadura militar, que gobernó entre 1974 y 1979.