• Ciudad de Guatemala |
  • |
  • |
  • EFE

La Coalición Nacional de Inmigrantes Guatemaltecos en Estados Unidos, Conguate, instó ayer al Gobierno de Guatemala a diseñar y a poner en marcha una política exterior integral encaminada a la atención del tema migratorio.

Dicha organización afirmó en un comunicado distribuido en Guatemala, que le pidió al presidente del país, Otto Pérez Molina, el diseño de “una política integral” sobre el tema migratorio, pero “con un enfoque estratégico y de visión a largo plazo”.

El presidente de Conguate, Carlos Roberto Calderón, subrayó que Guatemala "no logrará el impacto necesario" si se continúa "solo reaccionando a los temas de coyuntura, como en este caso es la crisis de los menores no acompañados que emigran ilegalmente a Estados Unidos”.

Las declaraciones fueron divulgadas tras conocer los primeros resultados de la reunión del viernes pasado en Estados Unidos entre el presidente Barack Obama y sus homólogos: Otto Pérez Molina, de Guatemala, Juan Orlando Hernández, de Honduras, y Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador, quienes abordaron dicha problemática.

ABOGAR

El jueves pasado, un grupo de representantes de Conguate iniciaron una visita de 12 días a Guatemala para abogar por la resolución de la situación de los menores.

La organización, con sede en Chicago, explicó que la visita a Guatemala de los delegados tiene como objetivo incidir en la agenda pública para que se mejoren las condiciones de vida de los migrantes y, en especial, la de los menores que buscan la reunificación familiar.

Conguate también instó a Pérez Molina a “mantenerse firme en defender el derecho que tienen los menores capturados en Estados Unidos”, para que sus casos sean estudiados de manera individual por un juez de migración, y, además, mostró su rechazo “a cualquier intento de deportaciones masivas”.

“La situación que estamos viviendo debe ser abordada principalmente desde una perspectiva humanitaria. Guatemala aún no está preparada institucionalmente para atender el retorno de los menores”, agregó.

Conguate también destacó la importancia de emprender acciones “para desarticular” las bandas de traficantes de personas (coyotes), quienes son “actores fundamentales que agravan la crisis”.

Las autoridades de Estados Unidos han detallado que desde octubre pasado hasta el momento, han detenido a más de 52,000 menores no acompañados que intentaban cruzar la frontera de manera ilegal, en su mayoría procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras.