• Gaza |
  • |
  • |
  • AFP

Por lo menos ocho niños se encontraban entre las 10 personas que murieron en un campo de refugiados de la Ciudad de Gaza ayer, indicaron fuentes médicas, y testigos afirmaron que varios misiles fueron disparados desde un avión F16.

Sin embargo, el ejército israelí negó categóricamente todo ataque contra ese campo y acusó a los militantes palestinos de disparar cohetes hacia Israel, que aparentemente erraron el blanco.

El portavoz de los servicios de emergencia, Ashraf al Qudra, afirmó que 10 personas murieron, incluyendo a ocho niños que estaban jugando frente a la playa en el campo de refugiados de Shati.

Esta fuente agregó que también hubo 46 heridos, incluyendo a muchos niños.

Ataque aéreo

Los vecinos dijeron a la AFP que varios misiles fueron disparados hacia un vehículo rickshaw cerca de un parque infantil.

“Un F16 lanzó cinco cohetes hacia una calle en el campo de Shati donde había niños jugando, matando a algunos de ellos e hiriendo a muchos más”, declaró uno de ellos a la AFP.

Dentro del hospital Shifa, un corresponsal de la AFP vio los cadáveres de al menos siete niños que murieron en la explosión en el campo de refugiados, mientras más cuerpos iban llegando en camillas ensangrentadas. Esos cuerpos fueron llevados directamente a la morgue.

Cerca del lugar, las mujeres lloraban y los hombres gritaban de angustia en escenas de gran confusión y dolor.

Israel niega ataque

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, pidió a los israelíes que se preparen a una campaña militar “prolongada”. “No hemos tirado contra el hospital, ni contra el campo de refugiados de Shati”, declaró a la AFP el comandante israelí Arye Shalicar.

“Sabemos que Hamás estaba disparando desde ambas áreas y que los misiles cayeron en esos lugares”, agregó.

El ejército israelí reportó, por otro lado, la muerte de cinco soldados en combates dentro o cerca de la Franja de Gaza.

Ya suman 1,060 los palestinos muertos –en su mayoría civiles– desde el inicio (8 de julio) de la operación israelí en Gaza. Israel sufrió por su lado la pérdida de tres civiles y 48 soldados.

El presidente estadounidense, Barack Obama, reclamó el domingo pasado en una conversación telefónica con Netanyahu “un inmediato e incondicional alto el fuego humanitario”, indicó la Casa Blanca.

Y el Consejo de Seguridad de la ONU expresó también su “fuerte apoyo (...) a un alto el fuego humanitario, inmediato y sin condiciones, que permita suministrar una ayuda indispensable y urgente” al enclave palestino.