• Boston, EE.UU. |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, se encuentra “bajo ataque” por parte de extremista antiinmigrantes, quienes han rechazado tajantemente la llegada de cientos de niños migrantes centroamericanos al estado en busca de refugio por la violencia que viven sus países de origen.

El gobernador, quien anunció la semana pasada en conferencia de prensa que Massachusetts brindaría refugio a más de mil niños inmigrantes por un período de cuatro meses mientras se define el estatus migratorios de estos, ha levantado descontento en algunos pobladores y autoridades locales, quienes critican como “errónea” la decisión de admitir a los pequeños indocumentados.

De acuerdo con las personas que se oponen a que se dé refugio a los nuevos migrantes, en Massachusetts ya se encuentran más de 700 niños viviendo en el estado, los cuales han cruzado la frontera de una forma irregular en los últimos meses.

Según estos protestantes, lo que está ocurriendo con la llegada de más menores al país es una “invasión” a los Estados Unidos, por la forma en que las personas están entrando.

Primero los de EE.UU.

Además, aducen que las personas que están llegando al estado de Massachusetts están colapsando los servicios públicos. Ellos piden que el gobernador vele primero por los intereses de los ciudadanos norteamericanos antes de darles solución a los problemas de otras personas.

El gobernador, quien se ha defendido de estos ataques, enfatizó en que lo que está haciendo es un gesto humanitario, y buscando una forma de ayudar a encontrar una solución a la crisis que se está viviendo en el país.

También mencionó que tiene conocimiento de primera mano sobre los niños migrantes que están llegando al estado, los cuales provienen de zonas centroamericanas donde sus vidas están en peligro por la violencia que se vive en estos lugares.

Mensaje cristiano

“Yo creo que un día tendremos que responder por nuestras acciones y por lo que pudimos hacer y no hicimos. Mi fe enseña que si un extranjero mora en nuestra tierra, no debe ser maltratado; al contrario, hay que amarlo como a sí mismo, porque extranjeros fuimos en la tierra de Egipto”, apuntó el gobernador utilizando un pasaje bíblico.

El funcionario público también planteó a sus críticos, cómo ellos reaccionarían si la situación hubiese ocurrido en la época del holocausto, cuando miles de judíos murieron a mano de los nazis, por el odio que estos tenían a este tipo de población.

“Mi inclinación es recordar qué hubiese pasado si Estados Unidos le hubiese dado la espalada al barco lleno de niños que llegó a este país en 1939; todos esos niños hubiesen regresado directamente a una muerte segura en los diferentes campos de concentración nazis”, expresó el mandatario.

Por su parte, las organizaciones promigrantes de Massachusetts y algunos políticos demócratas, dieron un respaldo total al gobernador Patrick, a quien instaron a seguir luchando por los derechos fundamentales de las personas, especialmente de los menores que han llegado sin ningún acompañante.

En Massachusetts ya hay más de 700 menores de edad que han cruzado la frontera de manera ilegal.