• Moscú, Rusia |
  • |
  • |
  • EFE

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, pidió hoy al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, que ejerza su influencia sobre las autoridades ucranianas para que declaren pronto un alto el fuego en el este del país.

"Lavrov instó una vez más a la administración de Estados Unidos a ejercer su influencia sobre las autoridades de Kiev para lograr un prontísimo alto el fuego y el inicio del diálogo en el sureste del país", informó la Cancillería rusa en un comunicado.

Durante una conversación telefónica ambos coincidieron al destacar la importancia de cumplir con la resolución 2166 del Consejo de Seguridad de la ONU, que exige el cese las hostilidades en la zona de la tragedia del avión malasio supuestamente derribado con 298 personas a bordo.

La resolución exige "garantizar la autenticidad de una investigación de carácter internacional e independiente sobre las causas de la catástrofe del Boeing malasio".

También demanda "el fin de las acciones militares en la zona de la caída de los restos" del aparato que se estrelló el pasado 17 de julio en la localidad ucraniana de Grabovo.

"Lavrov insistió en que el Consejo de Seguridad de la ONU debe supervisar el cumplimiento de esas demandas, tal y como estipula la resolución 2166", destacó el comunicado de la Cancillería rusa.

Debido a los incesantes combates en el territorio que rodea la zona del siniestro aéreo, los expertos internacionales, en particular holandeses y australianos, no han podido iniciar la investigación.

La Cancillería rusa emitió poco antes otro comunicado en el que acusaba a Kiev de obstruir el inicio de dicha investigación y a Estados Unidos, el Reino Unido y Lituania de exculpar las acciones ilícitas del Gobierno ucraniano.

"En violación de dicha exigencia del Consejo de Seguridad, Kiev anunció públicamente su intención de hacerse con el control de la zona de caída del avión por la vía militar, tras lo que lanzó una ofensiva", señala el citado comunicado.

En opinión de Rusia, ese fue el motivo que impidió que los expertos internacionales destacados en Donetsk vieran frustrados varios intentos de llegar a la zona de la tragedia.

Ucrania y Holanda acordaron ayer el despliegue de una misión policial internacional en dicho lugar para garantizar el trabajo de los expertos.