• Washintong, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente Barack Obama declaró el martes que Estados Unidos se unió a la Unión Europea en la imposición de nuevas sanciones contra los sectores de la energía, la industria de armamento y financiero de Rusia.

"Las mayores sanciones que estamos anunciando hoy continuarán incrementando la presión sobre Rusia, incluyendo a sus acólitos y compañías que apoyan las actividades ilegales de Rusia en Ucrania", agregó el mandatario.

¿Nueva guerra fría?

Asimismo, Obama subrayó que Estados Unidos no está embarcado en una "nueva guerra fría" con Rusia, y que Europa está perdiendo la paciencia con el mandatario ruso Vladimir Putin por el involucramiento de Moscú en la crisis ucraniana.

"Estamos bloqueando exportaciones de bienes específicos y tecnologías al sector de la energía rusa", afirmó el mandatario.

"Estamos ampliando nuestras sanciones a más bancos rusos y compañías de defensa. Estamos suspendiendo formalmente créditos y financiación para proyectos de desarrollo económico en Rusia".

Por su parte, el Primer ministro canadiense Stephen Harper, dijo que en los próximos días Ottawa anunciará nuevas sanciones contra Rusia, a tono con las adoptadas por sus aliados.