• Estados Unidos |
  • |
  • |
  • EFE

Un crimen que combina miles de millones de dólares en beneficios y escaso riesgo para los autores. Esta mezcla hace que la trata de personas sea tan atractiva para el crimen organizado, por lo que la ONU pide ahora más firmeza para acabar con lo que califica como la “esclavitud del siglo XXI”.

300714 esclavitud

“El problema de este negocio criminal es que es realmente global”, explica el director ejecutivo de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, ONUDD, Yuri Fedotov, con motivo del primer Día Mundial contra la Trata de Personas, que se conmemora hoy miércoles.

“Esto significa que nadie es inmune, es un fenómeno global. Y los beneficios criminales llegan a los US$32,000 millones anuales. Además, no hay grandes riesgos para los criminales”, dice en una entrevista con Efe en Viena.

¿Qué es?

Fedotov lamenta no poder aportar cifras concretas sobre las víctimas de este flagelo, aunque asegura que ascienden a “millones de hombres, mujeres y niños”.

La trata de personas consiste en reclutar, transportar y retener a una persona mediante el uso de la fuerza, la coerción o el engaño con el fin de explotarla, no solo con fines laborales o sexuales,sino también para mendigar o incluso para el tráfico de órganos.

Según la ONUDD, existen diferencias regionales sobre el tipo de abusos que padecen las víctimas, así, en Asia y África los casos detectados son en su mayoría de explotación laboral, mientras que en Europa y en las Américas es más frecuente la explotación sexual.

Las víctimas

Para subrayar el carácter transnacional de este delito, Fedotov recuerda que en 2012 se detectaron víctimas de 136 nacionalidades en 118 países de destino.

La mayoría de estas víctimas son mujeres, alrededor del 60 por ciento, y si a esa cifra se suman las niñas, la cifra de víctimas femeninas totales asciende alrededor del 75 por ciento, recuerda el diplomático ruso.

"Estamos preocupados, especialmente, de que la tasa de condenas es muy, muy baja en muchos países".

Yuri Fedotov,

representante de la ONU

La ONU muestra esperanzas de que “con mayores esfuerzos, más fondos y más concienciación se pueda vencer esta crisis en el futuro próximo, aunque no inmediatamente”.