• San José |
  • |
  • |
  • AFP y EFE

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó este miércoles en Costa Rica su preocupación por la ola de niños centroamericanos que emigran solos a Estados Unidos con traficantes de personas, huyendo de la violencia y la pobreza que azota a sus países.

“En este primer Día Mundial contra el Tráfico de Personas, expreso mi gran preocupación por los migrantes centroamericanos que viajan a Estados Unidos. Ellos son vulnerables al tráfico para explotación sexual, trabajo esclavo y otros abusos”, manifestó Ban en una charla en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, horas después de su llegada a Costa Rica, procedente de Nicaragua.

“Todos los países afectados deben unir fuerzas contra el tráfico humano y el contrabando de migrantes, y proteger plenamente los derechos de los migrantes, particularmente de los niños desacompañados”, manifestó.

La situación de los menores migrantes motivó una reunión el viernes pasado de los presidentes Otto Pérez (Guatemala), Salvador Sánchez Cerén (El Salvador) y Juan Orlando Hernández (Honduras) con el gobernante estadounidense Barack Obama.

En Triángulo del Norte

Ban dijo estar “especialmente preocupado por la violencia en el Triángulo Norte”, considerada la zona más violenta del mundo sin conflicto bélico.

“La inseguridad está enraizada en la desigualdad, la pobreza, instituciones débiles, la impunidad y la corrupción. El crimen organizado requiere una respuesta regional basada en el pleno respeto de los derechos humanos y el imperio de la ley”, agregó.

La situación ha sido aprovechada por los traficantes de personas, conocidos como “coyotes”, que convencen a las familias de que los niños no serán deportados, debido a una excepción en una ley estadounidense de 2008, y cobran miles de dólares por llevarlos a Estados Unidos, en un trayecto plagado de peligros.

Crisis de refugiados

La entrada masiva a EE.UU. de menores no acompañados a través de la frontera sur tiene un componente de crisis de refugiados, dijo ayer Leslie Vélez, directiva del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La funcionaria de ACNUR, que participó ayer en una conferencia en el Club Nacional de Prensa de Washington sobre la crisis de los niños migrantes, señaló que el principal factor que lleva a los pequeños, la mayoría de ellos centroamericanos, a migrar es la violencia en sus países.

Mencionó, además, que ha habido un notable incremento en los últimos años en las peticiones de asilo por parte de hondureños, salvadoreños y guatemaltecos a otros países que no sean EE.UU.

Como ejemplo dijo que la cifra de solicitudes de asilo de salvadoreños en Nicaragua aumentó un 238% en tan solo un año.

Representante de Acnur ve en el problema una crisis de refugiados y considera que el principal motivo de la emigración es la violencia en el Triángulo del Norte de Centroamérica.