• |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La Unión Africana (UA) urgió ayer a coordinar una acción continental y mundial para detener la expansión del ébola en África Occidental, azotada por la mayor y más grave epidemia conocida desde el primer brote del virus en humanos, en 1976.

“La respuesta al brote de ébola necesita una acción continental y mundial consensuada para hacer frente a la epidemia, que supone una amenaza para la salud y el desarrollo mundial”, advirtió la presidenta de la Comisión de la UA, Nkosazana Dlamini Zuma, en un comunicado.

El brote de ébola, que estalló el pasado marzo en Guinea Conakry, ha matado a 729 personas de las más de 1,300 contagiadas en este país, Sierra Leona y Liberia.

Más afectados

Aunque hasta el momento estos eran los tres países afectados por la epidemia, hace una semana Nigeria confirmó la primera muerte por ébola en Lagos, la principal ciudad del país y una de las más pobladas del continente africano.

Existe la posibilidad de que el brote pueda extenderse a otros países de África Occidental y más allá si no se toman medidas efectivas ni se implica a la comunidad en la lucha contra la enfermedad, avisó Dlamini-Zuma.

La UA está intentando movilizar a sus estados miembros y a la comunidad internacional para reforzar las medidas puestas en marcha por los países afectados, y ha fijado como prioridad la de reponer el Fondo de Emergencia de Salud Pública de África.

Control

El brote del ébola ha acelerado la creación del Centro Africano de Control y Prevención de Enfermedades, que permitirá la detección temprana, la preparación y la respuesta a este tipo de epidemias.

La epidemia que comenzó el pasado mes de marzo ha causado ya 729 muertes en África Occidental, 339 de ellas en Guinea Conakry, 233 en Sierra Leona y 156 en Liberia, además de otro fallecido en Nigeria.

El ébola -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.

Ésta es la primera vez que se identifica y se confirma una

epidemia de ébola en África Occidental, pues hasta ahora siempre se habían producido en África Central.