• San Juan, Puerto Rico |
  • |
  • |
  • EFE

Puerto Rico comenzó a sentir desde las primeras horas del día los efectos del paso de la tormenta tropical "Bertha" por las Antillas Menores en forma de copiosas lluvias y vientos moderados.

El último boletín del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) de EE.UU., emitido a las 8.00 hora local (12.00 GMT), situaba el centro de "Bertha" localizado a 160 millas al sureste (257 kilómetros) de Ponce, la principal ciudad del sur de Puerto Rico, a 16,7 grados latitud norte y 65,5 grados longitud oeste.

"Bertha" mantiene una velocidad de traslación de 22 millas por hora (35 kilómetros por hora) en dirección hacia el noroeste.

El pronóstico es que la tormenta tropical pase en su punto más cercano a Puerto Rico -por el municipio de Cabo Rojo, en el extremo suroeste- durante horas de la tarde, aunque no tocará tierra.

Las previsiones apuntan a que el paso de "Bertha" por el área dejará en Puerto Rico lluvia abundante, de entre tres y cinco pulgadas, aunque se podrían recoger hasta ocho pulgadas en las zonas más altas de la isla.

Prudencia

El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, pidió prudencia en una rueda de prensa en la sede de la Agencia Estatal de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres de San Juan y explicó que el aeropuerto de la capital trabaja con normalidad.

Aunque no se espera que sea necesario su uso, se han habilitado cerca de 400 refugios para recibir a quien lo necesite, dijo el gobernador.

Los efectos de "Bertha" han provocado ya en la isla el corte de suministros de agua y luz a cerca de un millar de personas.