•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La primera cumbre Estados Unidos-África comenzó ayer en Washington con un foro dedicado a la sociedad civil, en el que participaron activistas, empresarios y líderes políticos, con la premisa de “mantener viva la esperanza africana”.

En el foro dedicado a los ciudadanos se hizo hincapié en el rol de la sociedad civil de cara al fortalecimiento de las democracias en los países africanos, con la participación por parte de los anfitriones, del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y del vicepresidente, Joe Biden.

Asimismo, se hizo hincapié en salvaguardar la libertad de expresión entre la población, impulsar la educación de los niños y la igualdad de oportunidades entre las mujeres para favorecer el desarrollo y afianzar el crecimiento de África, donde se encuentran las economías con mayor crecimiento anual.

Frenar la corrupción

Durante su intervención, Kerry instó a promover la transparencia y frenar la corrupción dentro de los Gobiernos en la región.

“La confianza de los ciudadanos en sus autoridades” es esencial para favorecer la democracia y la transparencia de las instituciones a largo plazo, precisó Kerry, quien citó como ejemplo al expresidente sudafricano y Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela, por su contribución a la libertad de expresión.

“El péndulo de la historia se inclina a favor de África”, destacó el secretario de Estado, al señalar que la inversión en la educación de sus niños y jóvenes en los próximos diez años será determinante para el futuro de la región.

Las redes sociales

Asimismo, el foro de los ciudadanos puso de manifiesto el papel destacado de las redes sociales como una vía abierta para incentivar el diálogo y la participación entre la población, eliminando barreras de género y generacionales.