elnuevodiario.com.ni
  •   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente estadounidense, Barack Obama, firmó hoy la ley que permite desembolsar 225 millones de dólares adicionales a la ayuda ya presupuestada para mantener la capacidad del sistema anticohetes Iron Dome (Cúpula de Hierro), que ha reducido notablemente la capacidad de Hamás de golpear a Israel.

"Estados Unidos está orgulloso de que el Iron Dome, desarrollado conjuntamente con Israel y financiado por Estados Unidos, ha salvado incontables vidas en Israel", afirmó el portavoz de la Casa Blanca en un comunicado, Josh Earnest.

Earnest agregó que "el continuo apoyo bipartidista del sistema anticohetes asegura que Israel mantendrá esta vital defensa contra cohetes y artillería a luz de las duraderas amenazas".

La propuesta de ley fue aprobada de manera mayoritaria el pasado viernes en el Congreso, justo antes de que los legisladores iniciasen el receso estival.

Este nuevo desembolso se produce después de que Estados Unidos elevase sus críticas a Israel y se declarase este fin de semana "horrorizado" por un ataque a una escuela de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en Gaza, en el que murieron al menos 10 civiles.

En su comunicado, Earnest insistió en que Israel "debe hacer más para evitar muertes civiles".

A finales de junio, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, transmitió en una carta al Senado la petición israelí, que solicita un aumento del aporte estadounidense "para acelerar la producción de componentes del Iron Dome con el objetivo de mantener inventarios adecuados".

El sistema Iron Dome ha neutralizado centenares de cohetes lanzados por Hamás desde el inicio de la ofensiva contra la franja de Gaza el pasado 8 de julio y, según el Ejército israelí, cuenta con una efectividad del 90 %.

La ratificación de Obama coincide con el anuncio hecho por Israel, en el que comprometerse a un alto el fuego de 72 horas a partir de las 08.00 de la mañana hora local (05.00 GMT), en paralelo a la aceptación de un compromiso similar por las facciones palestinas a propuesta de Egipto.

Desde el comienzo de los enfrentamientos, más de 1.800 palestinos y 67 israelíes han fallecido.