elnuevodiario.com.ni
  •   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil ordenó hoy la puesta en libertad del empresario británico Raymond Whelan, preso desde el mes pasado en una cárcel de Río de Janeiro acusado de liderar una red internacional de venta ilegal de entradas para los partidos del Mundial de fútbol Brasil 2014.

El magistrado Marco Aurelio de Mello, uno de los once miembros del STF y autor de la sentencia que determina la liberación del empresario, argumentó que la prisión preventiva que cumplía Whelan no está justificada, ya que todavía no se ha probado su culpabilidad, informó el tribunal.

"La imputación, solo la imputación, no sustenta la prisión preventiva", argumentó De Mello para defender su decisión de liberar al británico.

Pese a su futura liberación, el empresario, acusado de reventa ilegal de entradas, asociación para delinquir, blanqueo de dinero, corrupción y encubrimiento, deberá permanecer en Río de Janeiro a disposición de la Justicia para prestar declaración en un futuro.

En cuanto a la posibilidad de fuga del británico, el ministro aseguró que el hecho de ser extranjero no es motivo suficiente para mantenerlo encarcelado ya que Whelan entregó su pasaporte a las autoridades.

De Mello recalcó que tanto extranjeros como brasileños pueden escapar a la Justicia a través de las "kilométricas" fronteras del país sudamericano, pero la posibilidad de una huida no puede conducir a un castigo a "hierro y fuego".

"En el caso de que se produzca la fuga, hay medios para requerir a un país extranjero la entrega del criminal, e incluso es posible ejecutar una orden judicial en el país en el que se encuentre mediante la cooperación internacional", señaló De Mello.

Whelan fue detenido el pasado 7 de julio acusado de dirigir un esquema de venta ilegal de entradas para el Mundial de Brasil a través de la empresa Match Services AG, de la que era director y que es contratista de la FIFA.

Según la Policía, el británico ya había actuado en otros mundiales y pretendía recaudar más de 200 millones de reales (unos 90 millones de dólares) con estas actividades.

El director de Match, principal suministradora de paquetes de viaje para el Mundial, llegó a recibir la libertad provisional y salió de la cárcel tras el pago de la fianza.

Sin embargo, la Justicia brasileña decretó de nuevo su prisión el día 10 de julio tras no encontrarlo en el hotel de Río de Janeiro donde se encontraba hospedado.

Después de las negociaciones con los abogados de la defensa, el empresario se entregó a la policía y permanecía encarcelado en la complejo penitenciario carioca de Bangú, que abandonará así que los abogados entreguen la orden de libertad.