elnuevodiario.com.ni
  •   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ofreció hoy una cena de honor en la Casa Blanca a los líderes participantes en la cumbre africana que tiene lugar en Washington, en la que brindó por "la nueva África, el África que se está levantando y está lleno de promesas".

Obama, quien al comienzo de la cena subrayó el carácter histórico del encuentro al reunir como nunca antes a tantos presidentes en la Casa Blanca, también quiso hacer referencia a sus orígenes.

"Y me presento ante ustedes como presidente de Estados Unidos y un orgulloso estadounidense. También me presento ante ustedes como el hijo de un hombre de África -dijo entre aplausos-. La sangre de África corre por nuestra familia. Y así, para nosotros, los lazos entre nuestros países, nuestros continentes, son profundamente personales".

"Estamos muy agradecidos por estos lazos familiares", continuó el mandatario, antes de recordar el viaje que hizo con su esposa Michelle y sus dos hijas a la ciudad natal de su padre en Kenia.

El presidente estadounidense también se refirió a los pasos dados para superar la esclavitud e hizo referencia a su visita el año pasado al continente africano, donde pudo incluso entrar en la celda en la que estuvo encarcelado el líder sudafricano Nelson Mandela.

A la cena, celebrada en unas carpas instaladas en los jardines presidenciales, acudieron más de 50 líderes de los gobiernos africanos, y también otros invitados como el expresidente estadounidense Jimmy Carter (1977-1981), el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio y el predecesor de este, Michael Bloomberg.

También acudieron personalidades del mundo del cine, como los actores Robert De Niro y Chiwetel Ejiofor, este último de la premiada película "12 años de esclavitud".

La cumbre, que arrancó el lunes y finalizará este miércoles, celebró hoy una jornada destinada a estrechar lazos comerciales y de negocios, en la que Obama prometió 33.000 millones de dólares en ayuda privada y pública a África, a la vez que instó a los líderes a mejorar la gobernanza y la seguridad en todo el continente con el fin de ayudar al desarrollo económico.

Asimismo, el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, mantuvo diversos encuentros privados con los presidentes de Sudáfrica, Jacob Zuma; Túnez, Moncef Marzouki, y Nigeria, Goodluck Jonathan.

Con este último Biden trató, entre otros temas, la reciente epidemia de Ébola que está atacando a su país, y se comprometió en apoyar a su Gobierno en los esfuerzos por controlar el brote.