elnuevodiario.com.ni
  •   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Al menos siete guatemaltecos, entre ellos una mujer, fueron capturados el miércoles acusados de pertenecer a una red de tráfico de migrantes, tras una serie de allanamientos efectuados en el oeste de Guatemala, informó una fuente oficial.

"Estamos hablando de una célula que ha sido vinculada a organizaciones que trafican con personas en las fronteras de México y Estados Unidos", dijo a periodistas el ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López, luego de las siete capturas, de 14 previstas, en el departamento de Quetzaltenango, cercano a la frontera con México.

Según el funcionario, las personas detenidas trasladaban clandestinamente a los migrantes hacia los estados de Texas y Arizona, en el sur de Estados Unidos, y formarían parte de una red que podría estar integrada por 200 personas en Guatemala, México y Estados Unidos.

"Están vinculados al manejo de millonarias cifras de dinero (...). Solo de los movimientos que se tiene conocimiento hasta ahora podrían estar arriba de los tres millones de dólares", agregó Bonilla.

Crisis humanitaria

Las capturas de los supuestos traficantes, conocidos como "polleros" o "coyotes", se produce en el contexto de una crisis humanitaria en Estados Unidos por el ingreso miles de menores centroamericanos sin acompañante adulto a su territorio.

Cifras oficiales estadounidenses indican que unos 57.000 menores solos han ingresado a ese país desde octubre, en su mayoría procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras, el llamado Triángulo Norte, provocando una crisis humanitaria en la región.

En julio pasado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió que devolverá a los menores "que no hagan una solicitud justificada (de asilo)", tras reunirse en Washington con los mandatarios Otto Pérez (Guatemala), Juan Orlando Hernández (Honduras) y Salvador Sánchez Cerén (El Salvador).

Obama también instó a sus pares a "desalentar el flujo continuo de niños que se ponen en peligro" e insistió en luchar contra las bandas de traficantes "que hacen dinero a expensas de familias desesperadas" que empujan a sus hijos a realizar "este peligroso viaje".