elnuevodiario.com.ni
  •   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Michelle Obama y Laura Bush, dos mujeres de generaciones e ideas políticas distintas, hicieron hoy gala de su buena relación en un acto con primeras damas de África, a las que pidieron apostar por las niñas del continente.

"Hasta que no demos prioridad a nuestras niñas y entendamos que son tan importantes y su educación es tan importante como la de nuestros hijos nos quedará mucho trabajo por delante", dijo hoy Michelle Obama.

La primera dama estadounidense y su antecesora recibieron este miércoles en el Kennedy Center de Washington a docenas de primeras damas africanas que acompañan a sus maridos en la Cumbre de Líderes de África, en la que participan 42 jefes de estado de la región.

Nacida y criada en un barrio pobre del sur de Chicago y abogada de profesión, Michelle Obama dijo hoy que los hombres tienen que hacer un trabajo de introspección y preguntarse si creen, "verdaderamente", que las mujeres pueden ser iguales a ellos.

Celebró, en ese sentido, el haber tenido a hombres en su vida que la trataron con respeto, que no abusaron de ella y no la ningunearon.

"Quiero que los hombres de todo el mundo entiendan que tienen un rol que jugar junto a las mujeres que están luchando por esos derechos y quiero que los chicos jóvenes lo entiendan a una edad temprana", insistió la primera dama.

Por su parte, Laura Bush, que ha abanderado iniciativas a favor de la igualdad de género en países como Afganistán, hizo hincapié en la importancia de asegurar, a nivel mundial, "que todos los seres humanos son valorados, que se valora a los hombres y a las mujeres (...) que toda vida humana es valorada".

Tanto Michelle Obama como Laura Bush insistieron en la importancia de educar a las niñas.

"Solo aquellos países en los que toda la gente está involucrada pueden tener éxito", afirmó Bush, quien añadió que los países que marginalizan a la mitad de la población "suelen fracasar".

Michelle Obama, por su parte, dijo haber llegado a donde ha llegado gracias a la educación que recibió.

"Nada en mi vida predecía que estaría sentada aquí en este escenario con una exprimera dama y una de las periodistas más renombradas (Cokie Roberts, de la radio pública nacional de EE.UU.) y cada una de las primeras damas de África", afirmó la actual inquilina de la Casa Blanca.

"Pero mis padres creyeron en el valor de la educación, a pesar de que ellos no tuvieron acceso a ella y nos animaron a mí y a mi hermano a esforzarnos", añadió.

Michelle Obama y Laura Bush tienen una relación cercana y de hecho la actual primera dama se refirió hoy a su antecesora como "un ejemplo a seguir, una amiga y una inspiración".

Obama participó el año pasado en Tanzania en un evento a favor de las mujeres africanas organizado por el Instituto George W. Bush, que se concentró en la salud, el empoderamiento económico y la educación femenina y en el que también participó Laura Bush.

Fue entonces cuando Michelle Obama logró acaparar titulares al bromear que la Casa Blanca es "una prisión muy agradable".

El evento de hoy contó también con la presencia del expresidente George W. Bush, quien anunció la expansión a Etiopía y Namibia de dos iniciativas abanderadas por la fundación que dirige para luchar contra el cáncer cervical y de pecho.

Roman Tasfaye, primera dama etíope, agradeció la iniciativa y celebró el que "el cáncer cervical sea prevenible y pueda detenerse".

Por su parte, la primera dama de Ghana, Lordina Mahama, defendió hoy una mayor participación de la mujer a nivel global, al afirmar que si hubiese más mujeres tomando decisiones "podríamos crear sociedades más justas y mejores".