•   Moscú  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente ruso Vladimir Putin ordenó el miércoles “prohibir o limitar por un año” las importaciones de productos agroalimentarios provenientes de países que tomaron sanciones económicas contra su país.

“Ordeno prohibir o limitar por un año las importaciones al territorio ruso de ciertos tipos de productos agrícolas, de materias primas y de productos alimenticios” provenientes de países que “decidieron instaurar sanciones económicas” contra Rusia, declaró Putin, citado en un comunicado.

Esta decisión fue tomada “con el fin de proteger los intereses nacionales de la Federación de Rusia”, señaló el presidente.

respuesta a sanciones

La Unión Europea y Estados Unidos, entre otros países, tomaron una serie de sanciones económicas sin precedentes contra Rusia desde la Guerra Fría, en respuesta al presunto apoyo militar de Moscú a los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, lo que Rusia desmiente.

Putin anunció el martes que ordenó al Gobierno ruso preparar medidas en respuesta a estas sanciones. Con estas sanciones se prohíbe, entre otros, el acceso de los principales bancos rusos al mercado occidental de capitales, las exportaciones de armas y de algunos equipos petroleros a Rusia.

El mandatario ruso explicó que la duración de esta medida podrá ser modificada “en caso de que sea necesario”, dando a entender que Moscú podría reconsiderar su decisión si Occidente da marcha atrás.

El Gobierno ruso presentará en los próximos días una lista de productos cuya importación será prohibida o restringida, según el decreto.

De Latinoamérica

Por su parte, la agencia veterinaria rusa Rosselkhoznadzor informó sobre sus planes de negociar un aumento de las importaciones procedentes de países de América Latina.

“Se llevarán a cabo consultas con los embajadores de Ecuador, Brasil, Chile y con el encargado de negocios de Argentina en Rusia el 7 de agosto”, para discutir sobre un “eventual aumento de la importación de productos alimenticios de estos países al mercado ruso”, indicó Rosselkhoznadzor en un comunicado.

Según esta misma fuente, Brasil ya ha manifestado su interés.

Por su parte, Rusia, que había restringido en 2013 la importación de carne y productos lácteos de Brasil, debido a “violaciones de las normas sanitarias”, aceptó levantar estas restricciones tras haber recibido “garantías” de los productores brasileños, añadió esta agencia.

Rusia es un importador neto de productos alimenticios. El monto total de sus importaciones en este sector fue de 16,900 millones de dólares de enero a mayo de 2014, y sus exportaciones de 7,100 millones de dólares, según las últimas estadísticas oficiales.