elnuevodiario.com.ni
  •   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |

La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, insistió hoy ante su colega británico Michael Fallon en que su gobierno no suministrará armas para tratar de frenar a los yihadistas del Estado Islámico (EI), aunque sí está dispuesto a proporcionar apoyo logístico.

Entre los suministros que está dispuesto a hacer llegar a Irak Alemania los blindados o los detectores de trampas explosivas y minas, indicó la ministra, tras reunirse con Fallon en Berlín.

Hasta ahora, el Gobierno de la canciller Angela Merkel había anunciado únicamente partidas de ayuda humanitaria para socorrer a los desplazados del norte de Irak -hasta un total de 4,4 millones de euros-.

En cambio, había rechazado toda posibilidad de contribuir con suministros de armas, ya que eso vulnera la norma de no proporcionarlas a zonas en conflicto.

Según von der Leyer, el apoyo logístico en forma de blindados y detectores de minas se suministrará directamente al gobierno iraquí.

La ministra recordó que todos los aportes de ayuda humanitaria se harán coordinadamente desde la Unión Europea (UE), al tiempo que recordaba la necesidad de actuar con la máxima velocidad.

El vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, se reunió asimismo hoy con representantes de la minoría yazidí y alertó del "genocidio" que pretende cometer el EI contra ese colectivo en el norte de Irak.

Gabriel, líder del Partido Socialdemócrata (SPD), se pronunció asimismo a favor de la instauración de una zona de seguridad en el norte de Irak para los yazidíes, bajo tutela del ejército iraquí, al tiempo que rechazaba "por el momento" la posibilidad de suministrar armas a los "peshmerga" kurdos.

Se estima que en Alemania viven unos 90.000 yazidíes, en su mayoría kurdos procedentes de Turquía.

En los días pasados se han sucedido en varias ciudades alemanas las manifestaciones de miles de yazidíes reclamando el apoyo internacional frente a la ofensiva del EI.