•   Seúl  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El papa Francisco ha elegido un pequeño utilitario de la marca surcoreana Kia para sus traslados por Seúl, a donde llegó hoy para una visita de cinco días a Corea del Sur en su primer viaje a Asia.

El pontífice insistió en que quería "el más pequeño" de los coches fabricados en Corea del Sur y rechazó otros vehículos de gama alta que podrían ser más fácilmente blindados, según fuentes diplomáticas y religiosas citadas por la agencia local Yonhap

Finalmente el coche elegido ha sido el Kia Soul de color azul y con motor de 1,6 cc que, aunque no es el más pequeño de los vehículos que se fabrican en el país, sí se trata de un utilitario de tamaño medio muy popular entre los surcoreanos.

Desde que asumió el papado el año pasado, el argentino Mario Bergoglio ha descartado el uso del denominado "papamóvil", un automóvil completamente cerrado y hecho a medida al que calificó como "lata de sardinas".

Traslados

Francisco ha optado habitualmente para sus traslados por vehículos compactos de fabricantes como Fiat, Renault o Ford, e incluso se la ha visto subirse a minibuses con otros cardenales.

Su predecesor, Benedicto XVI, utilizaba un todoterreno Mercedes-Benz para sus viajes al extranjero y la asistencia a ceremonias.

Sin blindaje

El Kia Soul en el que Francisco se trasladará en su primera visita a Asia no contará con sistema de blindaje antibalas lo que, junto con la tendencia del papa de 77 años a romper el protocolo y acercarse a los ciudadanos, será el mayor reto para los equipos de seguridad durante la visita.

"De todos los visitantes de alto perfil que han llegado a Corea del Sur en los últimos años, creo que no ha habido uno solo de ellos que haya estado tan expuesto", indicó esta semana un responsable de la Agencia Nacional de Policía al diario local Korea Herald.