elnuevodiario.com.ni
  •   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Tribunal de Justicia del estado brasileño de Ceará concedió hoy un hábeas corpus solicitado por cuatro mexicanos detenidos el 30 de junio por un incidente violento durante el Mundial de fútbol 2014, que les permitirá esperar en libertad condicional al juicio al que son sometidos en Brasil.

Los miembros del Tribunal de segunda instancia decidieron por unanimidad aceptar la petición de los mexicanos que permanecen en una prisión de la ciudad de Fortaleza desde su arresto, según la sentencia divulgada por la corte.

Con la decisión judicial, la prisión preventiva que cumplen los arrestados será sustituida por medidas cautelares que serán definida por el juez Antonio José de Norões Ramos en una audiencia con los reos prevista para el próximo viernes.

Después de que el día 3 de julio se negara a los acusados la libertad condicional y se mudara el régimen de prisión en flagrante por el de prisión preventiva, el juez que instruye el caso en segunda instancia, Francisco Pedrosa Teixeira, reconoció la ilegalidad de mantener a los mexicanos en la cárcel.

"No es razonable mantener la prisión preventiva, que, a mi juicio, puede ser sustituida perfectamente por medidas cautelares diversas", expuso el magistrado.

Los abogados de los detenidos explicaron que estas medidas pueden consistir en el arresto domiciliario o la libertad sin potestad de salir del país o del estado de Ceará, con el fin de limitar los movimientos de los acusados.

La defensa alegó que no existen motivos para mantener encarcelados a los mexicanos y resaltó que presentan características favorables para seguir el proceso en libertad.

En esta línea, los abogados incidieron en que sus clientes incluso han alquilado una vivienda en Fortaleza donde residir durante el juicio y presentaron otros documentos en los que los norteamericanos se comprometen a comparecer a todos los actos procesales.

Según la defensa, la acusación de lesión corporal grave que pesa sobre los mexicanos es "falsa, improcedente, abusiva y excesiva, pues no se emitió un laudo complementario", motivos por los que la medida de prisión preventiva es "desproporcionada".

De acuerdo con los autos, el pasado 30 de junio los mexicanos, que acompañaban a la selección de su país durante el Mundial, se encontraban dentro de un taxi en Fortaleza cuando agredieron sexualmente a una mujer brasileña que paseaba acompañada por su esposo y su cuñado.

Tras una discusión verbal entre ambos grupos, los turistas bajaron del vehículo y comenzaron a golpear al marido de la agredida.

La víctima fue trasladada al hospital con fracturas en la cara y lesiones en el resto del cuerpo, mientras los mexicanos fueron detenidos en flagrante.

Entre los acusados se encuentran dos exrepresentantes del Partido Acción Nacional (PAN) ante la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.