elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de El Salvador capturaron a una abogada y a unos pandilleros a quienes ella pagó para que mataran a la amante de su esposo, pero que ultimaron a la persona equivocada, informó hoy la Fiscalía.

Policías y fiscales capturaron a la abogada Clarisa Navarrete y a los pandilleros en distintas operaciones ejecutadas entre la noche del martes y la madrugada de hoy en el municipio de Mejicanos, aledaño a San Salvador.

El jefe de la Unidad Especializada contra el Crimen Organizado de la Fiscalía General de la República (FGR), Daniel Domínguez, explicó a los periodistas que Navarrete contrató a varios pandilleros para que mataran a una mujer que, según ella, era la amante de su esposo.

Añadió que la abogada "hizo un pago" a los pandilleros y "trasladó a los sujetos, fue a mostrarles el lugar, el objetivo, donde se iba a cometer el homicidio".

"Sin embargo, la información fue errónea y (los pandilleros) asesinaron a otra persona", por lo que "la persona que ella intentó mandar asesinar aún sigue con vida", remarcó Domínguez.

La fiscal del caso, que no se identificó por razones de seguridad, matizó que el caso se remonta a 2012 y dijo que los pandilleros detenidos pertenecen a un grupo de sicarios de la Mara Salvatrulla (MS), a quienes la abogada pagó 1.200 dólares.

Detalló que la confusión se dio porque la abogada, al señalar el nombre y el lugar donde vivía la víctima, expresó a los pandilleros que era la única mujer que había en esa casa.

"Lamentablemente, cuando llegan al sitio había llegado una familiar de la víctima a visitarla" y, cuando llamaron, "ella abre la puerta (...) y los sicarios sin mediar palabra alguna efectuaron los disparos en contra de esta mujer que era familiar de la persona que ellos buscaban", relató la fiscal.

La FGR indicó en un comunicado que son 25 los pandilleros de la MS detenidos por homicidio y otros delitos, pero no precisó cuántos están involucrados directamente en el caso de la abogada.

Explicó que los miembros de esta estructura cometían crímenes por encargo, para lo cual pedían autorización a cabecillas de la MS que están presos.

En la vivienda de la abogada también se decomisaron cuatro armas de fuego, añadió la Fiscalía, que no identificó a la supuesta amante ni a la fallecida.