•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El jefe del Estado Mayor de Guatemala, general Rudy Ortiz, murió este miércoles cuando el helicóptero en que viajaba con otros cuatro militares se accidentó en una zona donde opera el narcotráfico, cerca de la frontera con México, informó el Gobierno.

El incidente se registró en una zona montañosa del municipio de Nentón, departamento de Huehuetenango, unos 400 kilómetros al noroeste de la capital y fronterizo con México.

El ministro de Defensa, general Manuel López, lamentó el hecho y explicó que el accidente ocurrió cuando los militares realizaban una inspección de rutina en un área utilizada por narcotraficantes y con altos índices de conflictividad social por proyectos de hidroeléctricas y minería.

Las otras víctimas mortales son el comandante de la Quinta Brigada con sede en Huehuetenango, general Braulio René Mayén, los coroneles Juan de Dios López (piloto) y Rony Anleu, así como el mayor de caballería Raymundo Donis.

Sospechan del clima

Este es el segundo accidente aéreo de militares guatemaltecos que se registra después de finalizada la guerra civil que ensangrentó este país centroamericano entre 1960 y 1996. El otro fue en 2012, cuando murieron 10 miembros del ejército en el norte del país, recordó a la AFP Ismael Cifuentes, portavoz castrense.

Según el Ministerio de la Defensa Nacional, la aeronave despegó a las 9:25 locales (15:25 GMT) del aeropuerto de la Fuerza Aérea Guatemalteca, FAG, en el sur de la capital, para supervisar operaciones en el departamento de Huehuetenango.

El ministro López detalló que el helicóptero, un Bell 206 de la Fuerza Aérea, no pudo aterrizar por las condiciones climáticas difíciles en una base castrense de la región y tuvo que dirigirse a otro destacamento. La aeronave cayó a 2 kilómetros de la aldea El Aguacate, precisó.

“El helicóptero se estrelló después de que no pudo aterrizar y desconocemos las causas por las que sucedió el accidente, porque estaba en buenas condiciones y tenía aún 30 horas de vuelo”, agregó.

Los cuerpos de socorro trabajaban este miércoles en el rescate de los cadáveres en una zona de difícil acceso, agregó el jefe castrense, tras indicar que los restos de los oficiales serán trasladados a la capital para recibir honores póstumos.

 

El Ministerio de Defensa informó que la aeronave no pudo aterrizar por las condiciones climáticas difíciles en una base fronteriza con México.