•   LONDRES / AFP  |
  •  |
  •  |

Varios miles de personas se manifestaron este sábado en todo el mundo para reclamar a los dirigentes políticos que tomen medidas urgentes para luchar contra el calentamiento de la Tierra, coincidiendo con la celebración en Bali de una cumbre sobre el clima.

En esta conferencia, que se prolongará hasta el 14 de diciembre, se dan cita más de 10,000 representantes de casi 200 gobiernos para establecer las siguientes etapas con miras a un nuevo acuerdo que sustituya al Protocolo de Kioto después de 2012.

Coincidiendo con la cumbre, la asociación Global Climate Campaign convocó este sábado una movilización en todo el mundo “para reclamar a los dirigentes del mundo una actuación urgente”.

Las concentraciones tuvieron lugar en Gran Bretaña, Alemania, Turquía, Grecia, Austria, Bali y Bélgica, entre otros países.

En Londres se concentraron unas 10,000 personas, según los organizadores (2,000 para Scotland Yard).

“Pensamos que hacer frente a esta amenaza debería ser la primera prioridad del gobierno británico”, decía la carta leída ante la residencia del primer ministro británico, Gordon Brown.

En Alemania, unas 10,000 personas (según los organizadores) se manifestaron en las principales ciudades del país, la mitad de ellas en la capital, Berlín.

Tanto en Alemania, como en Austria y Suiza, está previsto apagar las luces entre las 20H00 y las 20H05, como gesto simbólico contra el creciente consumo de energía eléctrica.

Monumentos históricos como la catedral de Colonia y la Puerta de Brandeburgo quedarán a oscuras durante ese tiempo.

En Bali, medio millar de personas clamaron contra la “deuda” de los países ricos, responsables en gran medida del cambio climático, con los países más empobrecidos.

Mientras, en Bruselas, se manifestaban 3,000 personas y otro millar lo hacía en Estambul, donde le reclamaron al gobierno turco la firma del Protocolo de Kioto y la renuncia a construir centrales nucleares.

Más de un millar de personas participaron en un acto en Atenas y algunos cientos más en otras ciudades de Grecia, un país en el que se ha despertado la conciencia ecológica tras los incendios que arrasaron más de 200,000 hectáreas y en los que murieron 60 personas el pasado verano.

La convocatoria, sin embargo, fracasó en España, donde sólo unas 50 personas se concentraron en la madrileña Puerta del Sol.

En Moscú, la Policía rodeó a la escasa docena de activistas concentrados y les informó que la manifestación era ilegal por no tener autorización.