•   Ginebra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reafirmó ayer que la magnitud del brote de ébola en Sierra Leona y Liberia ha sido subestimada y que hay “una cantidad de casos invisibles” que no han sido detectados por el sistema sanitario.

En una evaluación de la situación en ambos países, la OMS explicó que otro fenómeno que le permite afirmar que hay más casos que los reportados es que, apenas se abre un centro de tratamiento, este es inmediatamente atiborrado de gente.

Entre esos nuevos pacientes figuran muchos que ni siquiera han sido identificados previamente.

Uno de los ejemplos más recientes lo constituye la apertura de un centro de tratamiento, provisto con veinte camas, en Monrovia, adonde inmediatamente llegaron setenta pacientes.

Entierros sin notificar

Liberia y Sierra Leona concentran los casos de personas

infectadas y fallecidas por el ébola, “nunca antes se había visto este fenómeno en un brote de ébola”, señaló la organización en un documento distribuido en Ginebra.

Los expertos de la OMS que se encuentran en Liberia también han confirmado que en zonas rurales los cadáveres son enterrados sin notificar a los funcionarios de sanidad, con lo que las causas del deceso no se investigan.

“Estos son brotes que se mueven rápido, creando desafíos para muchas de las entidades internacionales que aportan ayuda. La cantidad de personal, suministros, equipos, incluyendo los equipos de protección personal, no son suficientes para cubrir las necesidades”, indicó la institución sanitaria mundial.

Afrontar explosión

Los epidemiólogos de la OMS, tanto en Liberia como en Sierra Leona, están trabajando con otras agencias, incluidos Médicos Sin Fronteras y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, para preparar estimaciones más realistas del brote de ébola.

El coordinador de la ONU contra el virus Ébola quiere estar listo para “afrontar una explosión si es necesario” de la epidemia, al tiempo que Senegal cerraba sus fronteras con Guinea y el Congo anunció 13 muertos por fiebres hemorrágicas “de origen indeterminado”.

“Estoy decidido a asegurar que cada elemento de nuestro aparato está a su nivel óptimo con el fin de afrontar una explosión si es necesario”, declaró David Nabarro a la AFP durante una escala en el aeropuerto de Conakry, camino a Monrovia, y precisó que desconoce si se va a agravar la epidemia.

El doctor Nabarro llegó la noche del jueves a Liberia, primera etapa de su gira por los cuatro países de África del Oeste superados por la magnitud de la epidemia. Luego viajará a Sierra Leona, Guinea y Nigeria, dos días en cada país.

Cierran fronteras

Senegal cerró este jueves sus fronteras terrestres con Guinea. “La medida se extiende a las fronteras aéreas y marítimas para los aviones y barcos procedentes de la República de Guinea, Sierra Leona y Liberia”, indicó el Ministerio de Interior.

Las autoridades sudafricanas también anunciaron el jueves el cierre de sus fronteras a las personas procedentes de Guinea, Liberia y Sierra Leona, además de un seguimiento médico de sus ciudadanos que regresen de esos países.

En Liberia, donde está vigente desde el miércoles un toque de queda y dos barrios en la periferia de la capital, Monrovia, están en cuarentena, la Cruz Roja consideró necesario confiar la coordinación de la lucha contra el ébola a una organización internacional mejor que a las autoridades locales, “ante una calamidad de tal amplitud”.

Crematorio desbordado

La escasa capacidad del único crematorio del país, que pertenece a la comunidad india, que sigue los ritos funerarios hindúes, está desbordado por las decenas de cuerpos de muertos por el ébola que llegan cada día, destacó el secretario general de la Cruz Roja liberiana, Fayah Tamba.

“Nuestro equipo pudo recoger 41 cuerpos el sábado. El domingo recogieron hasta 37. El crematorio no tenía capacidad para incinerar todos, así que tuvimos que llevar algunos” al hospital, explicó Tamba.

 

13 muertos

por fiebres hemorrágicas “de origen indeterminado” reportó Senegal.

 

37 muertos

por ébola recogieron el domingo en Liberia.