•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La guerra al contrabando de alimentos, gasolina, medicinas y otros productos desde Venezuela hacia Colombia registra 624 detenciones, y en las últimas horas se cobró la vida de un mayor del Ejército, informaron las autoridades venezolanas.

El vicepresidente del Ejecutivo venezolano y yerno del fallecido presidente Hugo Chávez, Jorge Arreaza, identificó como Raúl Bracho al “coronel asesinado”, quien “murió la noche del viernes mientras brindaba apoyo en las labores de lucha contra el contrabando en La Guajira, estado Zulia”, en la frontera noroeste.

“En homenaje al mayor Bracho, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el Gobierno Bolivariano profundizaremos la lucha contra el contrabando”, añadió Arreaza en Twitter, sin ofrecer pormenores del hecho.

“El valiente mayor Raúl Bracho fue asesinado por las mafias del contrabando en Zulia”, se limitó a reseñar el vicepresidente.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro inició el pasado 11 de agosto el llamado “Plan de Choque contra el Contrabando”, lo que implica desde entonces el cierre nocturno de la frontera con Colombia de más de 2,200 kilómetros.

TODA UNA MAFIA

Las mafias de contrabandistas sacan hacia Colombia hasta un 40% de los productos básicos que se producen en Venezuela o son importados desde terceras naciones, según cifras de Maduro.

El Poder Judicial informó que las 624 personas detenidas, desde el pasado día 11, afrontarán causas penales por contrabando de extracción, boicot, especulación, acaparamiento, usura genérica y alteración de calidad, cantidad, peso o medida de bienes y servicios, anunció el Judicial en una nota de prensa.

Adicionalmente, y en refuerzo a su “Plan de Choque contra el Contrabando”, Maduro prohibió la noche del viernes “terminantemente” la exportación legal de productos de la cesta básica, decisión que anunció será publicada por vía de decreto el próximo lunes.

El decreto identificará “todos los productos” cuya exportación quedará prohibida “de manera expresa”, y establecerá “las penalidades de acuerdo a la ley para el funcionario que permita por una unidad aduanera la exportación de esos productos”, alertó.

En días pasados, Maduro anunció la instalación de máquinas capta huellas dactilares en comercios públicos y privados para controlar próximamente la venta individual de productos y evitar su desvío hacia el contrabando.

El petróleo venezolano cerró este viernes en US$90.89 por barril, su nivel más bajo en dos años y la cuarta semana consecutiva de pérdidas.

 

El 40% de la producción nacional e importaciones venezolanas de alimentos salen de contrabando hacia Colombia, asegura el presidente Nicolás Maduro.