•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los salvadoreños empiezan a vivir el clima de precampaña para las elecciones legislativas y municipales de 2015, mientras el Gobierno que surgió de las presidenciales de este año ni ha cumplido tres meses en el poder.

Los comicios para renovar los 84 escaños de la Asamblea Legislativa y las 262 alcaldías se celebrarán el 1 de marzo de 2015, y serán convocados el 31 de octubre próximo, cuando también se abrirá la inscripción de candidatos, según el presidente delTribunal Supremo Electoral (TSE), Julio Olivo.

La campaña para la elección de diputados arrancará dos meses antes de los comicios, y para alcaldes y concejales un mes antes, de acuerdo con la legislación electoral.

Candidatos
Pero los partidos políticos ya están en proceso de definición de candidatos a diputados y alcaldes, solo meses después de que se aquietaran las aguas de las agitadas elecciones presidenciales, que requirieron dos vueltas, el 2 de febrero y el 9 de marzo pasados.

En El Salvador se celebran elecciones presidenciales cada cinco años, y legislativas y municipales cada tres años.

Hasta ahora no ha fructificado ninguna iniciativa para reformar la Constitución y establecer elecciones generales cada cinco años, a pesar de que, al menos públicamente, los sectores políticos dicen avalar esa medida.

El anterior presidente del TSE, Eugenio Chicas, insistía en esa reforma para “salir de esta vorágine” en que cae el país por la intensidad electoral, y también como forma de abaratar costes.

Presupuesto

Las dos vueltas de las presidenciales pasadas sumaron un presupuesto de US$40 millones.
Para las legislativas y municipales de 2015 se prevén US$36 millones, “pero se está tratando de hacer el esfuerzo por rebajar” costes, afirmó Olivo.

El vicepresidente salvadoreño y comisionado para las inversiones, Oscar Ortiz, señaló que el clima electoral ha incidido, en parte, en el bajo crecimiento económico del país, que en 2013 fue del 1.9%, y para este año se prevé en 2.2% según el Banco Central de Reserva.

“Hemos estado en seis meses de campaña” por las pasadas presidenciales, lo que “es una variante muy fuerte” e hizo que “muchas iniciativas, muchas inversiones, esperaran que el ciclo electoral cerrara” para concretarse, argumentó Ortiz a periodistas.