•   Los Ángeles, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

La serie "Breaking Bad" y el telefilme "Sherlock: His Last Vow" acapararon el mayor número de galardones en la 66 edición de los premios Emmy, los Óscar de la pequeña pantalla, tras imponerse con un total de 6 y 7 categorías, respectivamente.

"Breaking Bad" triunfó este lunes en la ceremonia de los Emmy al coronarse como la Mejor serie dramática y lograr premios para sus principales actores, entre ellos el protagonista Bryan Cranston, mientras "Modern Family" logró su quinto trofeo como Mejor comedia.

La serie dramática se llevó su segundo Emmy consecutivo en esta categoría y se impuso a "Downton Abbey", "Juego de tronos", "House of Cards", la veterana "Mad Men" y "True Detective".

"Breaking Bad" también obtuvo premios para Paul Aaron y Anna Gunn, que fueron reconocidos como Mejores actores de reparto.

"He sido bendecido con una vida llena de buena suerte", aseguró Cranston al recibir su trofeo.

"Amo actuar, es mi pasión y lo seguiré haciendo hasta mi último aliento", prometió el actor, que arrebató el Emmy a Jeff Daniels (The Newsroom), ganador el año pasado, Jon Hamm (Mad Men), Woody Harrelson (True Detective), Matthew McConaughey (True Detective) y Kevin Spacey (House of Cards).


En tanto "Sherlock: His Last Vow" obtuvo dos premios de interpretación en la categoría de telefilme o miniserie, mejor actor (Benedict Cumberbatch) y mejor actor secundario (Martin Freeman), al que sumó el de mejor guión de miniserie o telefilme (Steven Moffat), aunque se le escapó la corona de mejor película para la pequeña pantalla, que fue para "The Normal Heart".

 

En la contienda femenina, Julianna Margulies se alzó con el galardón a Mejor actriz dramática por "The Good Wife", un premio que ya ganó en 2011. Su actuación superó a Lizzy Caplan (Masters of Sex), Claire Danes (Homeland), Michelle Dockery (Downton Abbey), Kerry Washington (Scandal) y Robin Wright (House of Cards).

Con su quinto Emmy consecutivo a Mejor comedia, "Modern Family" alcanzó un récord solamente igualado por el programa de los años '90 "Frasier".

Jim Parsons y Julia Louis-Dreyfus repiten


El actor Jim Parsons obtuvo su cuarto Emmy a Mejor actor de comedia por su papel de Sheldon Cooper, el hilarante científico ególatra de "The Big Bang Theory", un premio que dedicó a su padre.

"Siempre me alentó a ser actor, nunca me trató de disuadir. Le agradezco", agregó.

Julia Louis-Dreyfus, por su parte, recibió emocionada su tercer Emmy consecutivo como Mejor actriz de comedia por la serie política "Veep" y el quinto de su carrera.

"Quiero dar las gracias a todas las personas de esta serie, evidentemente a nuestros intrépidos escritores", declaró la actriz de 53 años.

De camino al escenario para recoger el galardón, la actriz recibió un apasionado beso por parte de Cranston, que arrancó los aplausos del público.

"Fargo" fue reconocida como la Mejor miniserie, mientras que "The Normal Heart", sobre la lucha contra el virus del Sida en la década de 1981, fue galardonada con el premio a Mejor película de televisión.

Una alfombra roja llena de estilo


La gala estuvo marcada por el sentido homenaje que el actor Billy Cristal dedicó a Robin Williams, fallecido hace dos semanas.

"Era la estrella más brillante de la galaxia de la comedia y su bella luz seguirá brillando en nosotros para siempre", continuó Crystal, que coprotagonizó con él "Father's Day" en 1997.

El presentador de televisión Jimmy Kimmel hizo reír al público cuando preguntó por qué el actor Matthew McConaughey estaba en una entrega de premios de televisión.

Antes del inicio de la ceremonia, las estrellas de la pequeña pantalla desfilaron por la alfombra roja luciendo espectaculares diseños como los de Taylor Schilling ("Orange Is The New Black") en pedrería, Anna Chlumsky ("Veep") con un sobrio vestido blanco; o Hayden Panettiere ("Nashville"), con vertiginoso escote hasta su abultada barriga embarazada.

Los hombres también mostraron sus mejores galas, como Jesse Tyler Ferguson ("Modern Family") y Jim Parsons ("The Big Bang Theory") con clásicos esmoquins; Matt LeBlanc ("Episodes"), que optó por un traje chaqueta oscuro y corbata gris perla y MacConaughey ("True Detective"), tal vez el más original con esmoquin azul con las solapas, la camisa y la pajarita negras.

Menos aplaudida fue la original Lena Dunham, que causó un revuelo de críticas en las redes sociales con su cabello platinado y un vestido de Giambattista Valli rosa y rojo, que cae en capas de tul como un tutú que va hasta el suelo.

En el cómputo global de premios, en el que se incluyen los galardones de tipo técnico, "Sherlock: His Last Vow" fue el gran ganador de la presente edición de los Emmy con un total de 7 trofeos, seguido por "Breaking Bad" con 6.