•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Rusia concentra en su frontera con Ucrania tropas y material bélico, “netamente más poderoso de lo que se haya visto” desde el inicio de la crisis que opone a Kiev con los separatistas prorrusos, afirmó el Pentágono ayer.

Mencionando equipos de artillería, sistemas de defensa antiaérea y más de 10,000 efectivos desplegados del lado ruso de la frontera, el coronel Steven Warren, portavoz del Departamento de Defensa, dio cuenta de la “profunda preocupación” de Washington al respecto.

“Las fuerzas desplegadas a lo largo de la frontera están dotadas de una capacidad excepcional. Su potencial de destrucción no tiene precedente”, declaró Warren, cuando se inicia la cumbre de la OTAN en Gales, en la que se prevé que la crisis ucraniana domine los debates.

“Hay tropas terrestres, una fuerte concentración de piezas de artillería, una fuerte concentración de sistemas de defensa antiaérea, una fuerte concentración de cohetes”, detalló el portavoz del Pentágono.

Mensaje a Rusia

La cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que Ucrania no integra, planea enviar un firme mensaje a Rusia, país acusado de avivar la tensión y sostener a los separatistas prorrusos del este de Ucrania. El presidente ucraniano Petró Poroshenko anunció en la jornada que hoy se firmaría un acuerdo de cese del fuego con los rebeldes. Los separatistas prorrusos se mostraron dispuestos a firmar el plan de paz que se implementará de forma gradual.

“Mañana (hoy viernes) en Minsk (capital de Bielorrusia) se firmará un documento para introducir gradualmente el plan de paz ucraniano”, aseguró Poroshenko a la prensa ucraniana en Newport, donde se celebra la cumbre de la OTAN con la participación de más de 60 delegaciones.

El plan ruso

El anuncio se produjo al día siguiente de que el presidente ruso Vladímir Putin presentara un plan para un alto el fuego, el cual fue tildado de “cortina de humo” por el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk.

Putin había indicado que el plan de paz esbozado podría firmarse hoy, el mismo día en que los países miembros de la Unión Europea (UE) deberán tomar la decisión política de infligir a Moscú una nueva tanda de sanciones.

Francia decidió el miércoles pasado “suspender” la entrega del primer buque de guerra que construyó a cuenta de Moscú, argumentando que las condiciones no estaban dadas.

Más sanciones

El presidente francés, François Hollande, dijo en Newport que las sanciones se deben aprobar hoy, “si no hay progresos”.

Hollande, junto con sus homólogos de Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña e Italia, se reunió con el presidente ucraniano en una muestra de apoyo a las autoridades de Kiev.

Antes del anuncio de Poroshenko el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, se mostró escéptico sobre la propuesta rusa.

“Lo que cuenta es lo que pasa en el terreno y continuamos siendo testigos de la implicación de Rusia en la desestabilización de la situación en el este de Ucrania”, dijo Rasmussen.

 

El gobierno ucraniano y los separatistas prorrusos se habían mostrado dispuestos a firmar hoy un plan de paz que se implementaría de forma gradual.