•   Pakistán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El número de muertos debido a las fuertes lluvias registradas en el este de Pakistán desde el miércoles pasado por la noche ascendió a 62, después de que ayer fallecieron otras once personas en los estados de Punyab y Cachemira, informaron a EFE fuentes oficiales.

Las precipitaciones causaron accidentes como derrumbes que acabaron con la vida de 51 personas en la región punyabí y de once en la Cachemira paquistaní, dijeron fuentes policiales de ambos estados.

En uno de los últimos sucesos, tres hombres murieron al derrumbarse el tejado de una vivienda en la ciudad de Rawalpindi, en el norte de Punyab, donde también un niño pereció ahogado a causa de las lluvias, según el diario local Dawn.

Fuertes corrientes monzónicas continúan azotando el noreste de Punyab y Cachemira, una situación que posiblemente continuará durante las próximas 24 horas, avisó el Departamento Meteorológico en su página web.

Las lluvias causadas por estas corrientes harán subir el caudal del río Chenab a su paso por algunos puntos de estos estados, donde su nivel será de “alto a muy alto”, dijo el servicio meteorológico.

Las persistentes precipitaciones, habituales en el país en época de monzones, ya causaron a mediados de agosto pasado otros 10 muertos en la ciudad de Pesháwar, en el noroeste del país.

En agosto de 2013, las fuertes lluvias ocasionaron más de un centenar de muertos y afectaron a casi 400,000 personas en Pakistán, mientras que en 2012 hubo 450 fallecidos y casi cinco millones de damnificados.