•   Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

La países de la OTAN decidieron ayer mantener una “presencia continua” en el este de Europa, a través de la creación de una fuerza de reacción rápida capaz de desplegar a miles de hombres en pocos días, para que sirva como un elemento de disuasión hacia Rusia, y como una medida para tranquilizar a los inquietos aliados.

De esa manera, los aliados subrayaron que enviaban un claro mensaje sobre la fortaleza de la organización de defensa, adaptada a nuevos desafíos en los tiempos actuales, y también afirmaban que es “una demostración de solidaridad y determinación”.

“El momento de seguridad que afrontamos es más impredecible que nunca: Rusia está atacando a Ucrania y hay inestabilidad en Oriente Medio y en el norte de África”, afirmó el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, quien recordó que “atacar a uno de los aliados es hacerlo a toda la Alianza”.

En la misma línea se pronunciaron el anfitrión de la reunión, el primer ministro británico, David Cameron, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien aseguró que el principio de defensa colectiva de los aliados “no es negociable” y aseguró que la OTAN “defenderá a todos sus aliados”.

Dudas por cese al fuego

Polonia, Rumanía y los países bálticos ya han expresado que están dispuestos a albergar en sus territorios las instalaciones de esa fuerza multinacional que se integrará con fuerzas terrestres, navales y de las fuerzas especiales.

Rasmussen subrayó que esa fuerza de intervención multinacional enviará un claro mensaje a potenciales agresores de que la OTAN tiene una presencia continua en el este europeo.

La situación de Ucrania ocupó buena parte de las discusiones de los días de cumbre y el anuncio del alto el fuego alcanzado entre Kiev y los rebeldes prorrusos llegó casi al cierre de los debates.

El secretario general de la OTAN, al igual que los líderes de Estados Unidos, Francia o Reino Unido, mostró su escepticismo sobre las posibilidades de que este cese al fuego efectivamente se implemente.

“Espero que este paso sea el inicio de un proceso político constructivo”, subrayó Rasmussen, quien añadió que “daría la bienvenida si un alto el fuego real se establece, pero que primero se declare el alto el fuego, y después, lo que es crucial, que se implemente de buena fe”.

“Estoy esperanzado, pero también escéptico debido a pasadas experiencias”, señaló Obama, que subrayó que “hay que probar que el acuerdo se cumple”.

Asimismo consideró que “la única razón” para que Rusia haya dado la bienvenida a este alto el fuego “son las sanciones (impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea) y por el impacto que tienen en la economía rusa”.

“Animo al presidente (de Rusia, Vladimir) Putin a regresar a la comunidad internacional cumpliendo la ley internacional”, agregó Obama.

La intensidad de la violencia yihadista en Irak y los ataques del Ejército Islámico, EI, se adueñaron también de buena parte de las reuniones, en las que los países estuvieron de acuerdo en contrarrestar lo que Obama calificó de “una amenaza para la OTAN”.

 

2 Por ciento de los ingresos nacionales de cada país europeo serán destinados a defensa, según acordaron en la OTAN.

 

Los cuarteles de la futura fuerza de intervención rápida operarán desde un país de Europa del este.