elnuevodiario.com.ni
  •   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía boliviana detuvo a dos militares acusados de violar y asesinar a una joven de 17 años de un pueblo del altiplano de La Paz que fue reportada como desaparecida hace una semana, informó hoy una fuente policial.

Los detenidos son los sargentos Vidal Ch.Q. (26 años), y Ángel R.M. (27 años), principales sospechosos del asesinato de Carmen Rosa Mollo y también acusados de haber violado a una prima de la muchacha.

El jefe de la División de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), teniente Ramiro Mollinedo, dijo a los medios que el testimonio de la prima "ha servido para la ubicación del cuerpo" y el posterior "arresto de los sospechosos".

Ambas jóvenes realizaban el servicio premilitar para estudiantes de los últimos cursos de secundaria en el Regimiento Ayacucho, situado en el pueblo andino de Achacachi, a 96 kilómetros de La Paz.

Los sargentos eran sus instructores en el cuartel y las invitaron a salir el viernes de la semana pasada.

El abogado de los familiares de Mollo, José Cossío, dijo a los medios que los militares "las llevaron a un cuarto, les hicieron consumir bebidas alcohólicas y, seguramente aprovechando que son menores de edad, han procedido a abusar sexualmente de ellas".

La muchacha que sobrevivió declaró a la Policía que cree que los sargentos echaron algún sedante en sus bebidas, pues perdió el conocimiento y al despertar, se dio cuenta de que la violaron.

A su lado vio muerta a Mollo, pero la joven no pudo denunciar el suceso de inmediato, pues uno de los militares amenazó con matarla y asesinar también a sus familiares.

Los sargentos decidieron deshacerse del cadáver y lo echaron en un descampado cercano al pueblo de Pucarani, a 50 kilómetros de La Paz, donde ayer fue hallado por los agentes de la FELCC.

Un estudio forense confirmó que la joven fallecida fue víctima de abuso sexual y se presume que su muerte se debió a un golpe en la cabeza.

La FELCC ha tipificado el caso como un feminicidio, mientras que Cossío dijo que los familiares de Mollo demandaron penalmente a los sargentos por el delito de asesinato "por motivos futiles y bajos".

En la audiencia cautelar realizada hoy, la juez Margot Pérez ordenó la reclusión preventiva de los militares en la cárcel de San Pedro, en La Paz, según la agencia estatal ABI.

El recrudecimiento de la violencia machista ha generado preocupación en diversas organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, que han exigido que se declare la alerta en el país ante el alto número de feminicidios que se registran.

En el primer semestre de este año han muerto en Bolivia 98 mujeres, 59 de ellas víctimas de la violencia machista y el resto en crímenes atribuidos a la inseguridad ciudadana.