elnuevodiario.com.ni
  •   San Diego, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cabildo de Escondido, en California (EE.UU.), debatirá el próximo miércoles la propuesta de instalar un albergue para menores centroamericanos que cruzaron ilegalmente la frontera sur del país, y que ya recibió un rechazo inicial de un comité de este municipio.

Frente a la negativa del comité de planificación de Escondido, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) respondió con una apelación a nombre de Southwest Key, la empresa que administraría el refugio, en la que consideró "infundados" los argumentos esgrimidos.

"Con base en la investigación que hicimos, no hay ninguna razón para rechazar la instalación de un albergue", señaló hoy a Efe Anna Castro, vocera de ACLU en San Diego.

La representante de ACLU calificó de "irracional" y basada en actitudes antinmigrantes la decisión del comité, que aludió razones de seguridad y congestión de vehículos para rechazar el proyecto que busca transformar un antiguo centro de salud en un albergue con capacidad para 96 menores inmigrantes no acompañados.

Castro manifestó que si bien se evaluaron otros emplazamientos en el condado de San Diego, el centro de salud en Escondido es el que cuenta con mejores instalaciones.

Tanto ACLU como Southwest Key no descartan emprender una demanda judicial contra la ciudad si es que el cabildo niega la construcción del albergue en su sesión del próximo miércoles.

ACLU ha defendido su posición de que los niños inmigrantes merecen "compasión y dignidad" por parte del Gobierno local, y que tienen derecho a un debido proceso y protección legal tras su pedido de asilo.

La regidora Olga Díaz, que integra la junta de cinco regidores de Escondido, eludió la petición de Efe de adelantar su posición sobre la iniciativa, sin embargo opinó que los testimonios ofrecidos al comité consistieron más en opiniones personales sobre inmigración y no ofrecieron un análisis en torno a la viabilidad del proyecto.

Díaz, quien fuera la primera concejal latina en la historia de Escondido, indicó que "es difícil anticiparse a lo que va a pasar", y exhortó a la comunidad a que asista para que emita su opinión sobre el tema.