•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Reino Unido pondrá en marcha un centro de tratamiento del ébola en Sierra Leona que podrá empezar a funcionar en unas ocho semanas, informó hoy el Ministerio de Desarrollo internacional.

Este centro, que se instalará a poca distancia de la capital, Freetown, tendrá capacidad para 62 camas, de las cuales 12 se reservarán para trabajadores sanitarios tanto locales como internacionales.

El Ejército británico colaborará en la tareas de construcción del establecimiento, que el Reino Unido diseña y sufraga a instancias de la Organización Mundial de la Salud, OMS, y a petición también del Gobierno de Sierra Leona, según el ministerio.

La fase inicial del centro estará operativa en el plazo de unas ocho semanas, después de que en los próximos días militares británicos se desplacen para inspeccionar el terreno.


Gobierno británico trabaja con "Save the Children"

El Gobierno británico trabaja además con la organización de ayuda humanitaria "Save the Children" para acordar un plan de gestión del local a más largo plazo.

Según la ministra de Desarrollo internacional, Justine Greening, el costo del centro se sumará a los 25 millones de libras (31.5 millones de euros) que el Reino Unido ya ha comprometido en los esfuerzos para combatir el ébola.

"La escala del problema requiere que la comunidad internacional haga más para ayudar a los países afectados", afirmó la ministra conservadora.

Cuando el centro entre en funcionamiento, "permitirá al Reino Unido proporcionar cuidado médico a los trabajadores sanitarios locales e internacionales así como tratamiento a la población en general", añadió.

El pasado agosto, el enfermero británico William Pooley tuvo que ser evacuado de Sierra Leona tras contraer el virus del ébola para ser tratado en un hospital británico.

Pooley, de 29 años, fue dado de alta el 3 de septiembre después de haber sido tratado con el fármaco experimental ZMapp.

Desde que surgiera en marzo en Guinea Conakry, el brote ha matado en ese país, en Liberia, Sierra Leona y Nigeria a más de 2.000 personas, de 3,944 casos registrados, según cifras de la OMS.

El ébola, que se transmite por contacto con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.