elnuevodiario.com.ni
  •   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, participó hoy en un acto de recaudación de fondos en Iowa, un estado considerado clave en la contienda electoral, lo que desató de nuevo las especulaciones sobre su candidatura presidencial y le llevó a reconocer: "Es cierto, lo estoy pensando".

Con un "hola Iowa. He vuelto" comenzó su esperado discurso en la 37 edición del "Harkin Steak Fry", un gran festival de carne a la parrilla y de recaudación de fondos que organiza anualmente el senador demócrata por Iowa, Tom Harkin, que se retira tras 40 años de carrera política.

Esta era la primera visita de Hillary Clinton a Iowa desde que fue derrotada en los caucus de 2008 por al entonces senador Barack Obama, como candidata por el Partido Demócrata para las elecciones presidenciales, al que también hizo referencia en su discurso.

La exsecretaria bromeó diciendo que la última vez que estuvo en el "Harkin Steak Fry", coincidió con un senador de Illinois, en referencia a Obama, y se preguntó "qué habrá sido de él", lo que causó una carcajada entre el público.

"Pasamos de rivales, a compañeros, a amigos" aseguró Clinton que reconoció que recibió con sorpresa la decisión de Obama de nombrarla secretaria de Estado.

En un guiño a la audiencia -y a los casi 200 periodistas acreditados para el evento ante la expectación de un posible anuncio- Clinton dijo que cuando le invitaron a hablar no estaba segura de cómo iba a ser su discurso pero "tengo varias cosas en mente estos días", ironizó.

En primer lugar se refirió a su futuro nieto, puesto que su hija Chelsea dará a luz en unas semanas a su primer hijo, y después se refirió a "la otra cosa", ante una gran ovación.

"Es cierto que lo estoy pensando pero no es por lo que estoy aquí hoy", dijo Clinton, que agradeció los años de servicio político al senador Tom Harkin y expresó su apoyo a los candidatos demócratas para las elecciones legislativas de noviembre.

Iowa es un Estado agrícola del Medio Oeste considerado "clave" por ser el primero en el que se vota para las primarias y los analistas observan atentos a esos primeros resultados que pueden marcar la pauta del resto de la campaña electoral.

La exsecretaria de Estado fue acompañada de su marido, el expresidente Bill Clinton (1993-2001).

Si bien la participación de los Clinton fue presentada como una forma de agradecer a Harkin sus décadas de trabajo, los analistas políticos la vieron como una llamada de atención para fijar presencia de cara a la candidatura.

"Esto es simplemente un paso más hacia la campaña presidencial formal", indicó el Washington Post. "Es una oportunidad para que los Clinton comiencen a exorcizar los fantasmas de su derrota en 2008", opinó el canal conservador Fox.

Su vuelta a la vida pública comenzó este verano con la gira sobre su libro "Hard Choices", en el que relata sus años como jefa de la diplomacia estadounidense, y desde entonces se ha examinado cada una de sus apariciones.

De momento, ya cuenta con su propio grupo de apoyo "Ready for Hillary" (Listos para Hillary), que en abril de este año ya había recaudado 5,75 millones de dólares en su apoyo, y aprovechó el evento para promover su candidatura.

El grupo puso fotos de Hillary Clinton a la salida del aeropuerto en la capital, Des Moines, y llenó con pancartas el recinto donde se celebró la barbacoa.

Además, alquiló media docena de autobuses para transportar a estudiantes de ocho universidades de Iowa a la barbacoa, en un esfuerzo para reclutar a un núcleo de organizadores de base local y lograr acercar la campaña, aún sin candidata oficial.

Precisamente, una de las críticas que sufrió Hillary en su resbalón en el inició de su candidatura presidencial en Iowa fue que no consiguió transmitir la cercanía que logró Obama.

El "Harkin Steak Fry" se ha convertido en un evento de alto perfil político en el que en un ambiente desenfadado los potenciales candidatos han aprovechado para movilizar a las bases y recabar apoyos también entre los miembros de su partido.

El expresidente Bill Clinton ha estado en otras tres ocasiones, en 1992 semanas antes de ser elegido presidente; en 1996 volvió con el vicepresidente Al Gore, durante la campaña a la reelección, y en 2003 antes de los caucus para las presidenciales de 2004.

También el presidente Barack Obama pasó por la barbacoa de Harkin en 2006 cuando siendo senador su figura empezaba a tomar popularidad y un año después estaba entre los seis candidatos presidenciales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus