•   Kiev, Ucrania  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, ofreció a los separatistas prorrusos tres años de autogobierno, elecciones locales, una amplia amnistía y el libre uso de la lengua rusa, en un intento de convertir el actual alto el fuego en una paz duradera.

El proyecto de ley de autonomía temporal para las regiones orientales de Donetsk y Lugansk, escenario de una sublevación armada contra Kiev, fue remitido a la Rada Suprema (Legislativo) y podría ser aprobado por los diputados hoy martes.

El documento precisa que ese régimen especial de autogobierno local se aplicará en ciertas zonas de Donetsk y Lugansk, incluidas en el territorio de la operación antiterrorista lanzada por Kiev en abril.

RESPUESTA DUDOSA

Aunque no lo especifica, se sobreentiende que son las zonas bajo control de los separatistas prorrusos, es decir, en estos momentos un tercio del territorio de ambas regiones orientales fronterizas con Rusia.

El despliegue de tropas regulares rusas en agosto permitió a los rebeldes, según Kiev, recuperar algo de terreno.

No es seguro que los líderes insurgentes acepten la aparentemente generosa oferta de Kiev, ya que desde la firma del alto el fuego en Minsk el 5 de septiembre pasado han repetido que no renuncian a la independencia y descartan permanecer en el seno de un Estado unitario ucraniano.

Además, exigen el total control administrativo de ambas regiones tras el correspondiente repliegue de las tropas ucranianas y la posibilidad de mantener relaciones económicas exteriores propias con la vecina Rusia.