•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó ayer a favor de un plan de ayuda para los rebeldes sirios moderados, que aún debe ser aprobado por el Senado, primer paso de la estrategia de Barack Obama contra la organización Estado Islámico, EI.

Los legisladores adoptaron la medida -- como enmienda a una ley de finanzas-- por 273 votos contra 156. Varios parlamentarios de los dos partidos -- republicano y demócrata-- votaron en contra de esta iniciativa, reflejando la división en el Congreso respecto a la estrategia del presidente Obama en la guerra contra el EI.

La ley de finanzas enmendada será sometida a votación más tarde este miércoles, y el Senado votará antes del fin de semana, posiblemente el jueves.

El plan aprobado por la Cámara no le da carta blanca al Pentágono para equipar y entrenar a los rebeldes sirios. Impone a la Administración someter al Congreso cada 90 días un informe sobre su ejecución, el número de combatientes formados, la selección de grupos sirios que son beneficiados con la ayuda y la utilización de las armas y equipamientos entregados.

No incluye créditos adicionales para financiar la operación. Y aclara que no es una autorización para desplegar soldados en el conflicto.

EI recibe apoyo

El apoyo a la organización Estado Islámico (EI) y el número de combatientes yihadistas aumentaron tras el comienzo de los ataques aéreos estadounidenses en Irak, dijo este miércoles el jefe del FBI.

“El uso extenso de las redes sociales por parte del EI y el respaldo en internet se intensificaron tras el comienzo de los ataques estadounidenses en Irak” el 8 de agosto, declaró el jefe del FBI, James Comey, ante la comisión de seguridad interior de la Cámara de Representantes.

El número de combatientes de esta organización yihadista, presente en Siria e Irak, se sitúa entre 20,000 y 31,000 hombres, precisó Matthew Olsen, director del Centro Nacional Antiterrorista de Estados Unidos, subrayando que esta cifra refleja “una progresión en los efectivos”, en particular desde los recientes ataques estadounidenses.

Olsen subrayó “la propaganda muy sofisticada” del grupo yihadista, “que sobrepasa” la de otras organizaciones y es susceptible de tener un “impacto sobre el reclutamiento”, valoró, estimando que Siria era el “principal lugar” de alistamiento de los extremistas.

Preocupa incremento

“El flujo de más de 15,000 combatientes extranjeros en Siria, con un acceso variado desde Europa y Estados Unidos, incrementa nuestra inquietud”, añadió, porque “estos individuos podrían acabar por regresar a sus países de origen, endurecidos, radicalizados y determinados a atacarnos”.

Tras la ejecución por decapitación de dos rehenes estadounidenses y de un tercero británico, Comey valoró que este grupo “y otras organizaciones terroristas extranjeras podrían continuar buscando y reteniendo a rehenes estadounidenses para obligar al gobierno estadounidense a hacer concesiones que no harían sino reforzar al EI y sus futuras operaciones terroristas”, dijo.

Sin embargo, los servicios de inteligencia no disponen de “ninguna información que demuestre que el EI prepara un ataque en Estados Unidos”, añadió Olsen.

De su lado, el secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson, estimó en más de 2,000 el número de combatientes occidentales que han viajado a Siria. “Estamos preocupados porque estos combatientes extranjeros no solo se sumen al EI y a otras organizaciones violentas en Siria, sino que sean igualmente reclutados por grupos extremistas para abandonar Siria y llevar a cabo ataques en el exterior”, declaró ante la misma comisión.

“El EI lucha para convertirse en la organización terrorista más importante en la escena mundial”, advirtió.

Desde el 8 de agosto, las fuerzas estadounidenses han lanzado 167 ataques contra blancos yihadistas en Irak.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus