•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El huracán Polo disminuyó hoy la fuerza de sus vientos y se degradó esta tarde a tormenta tropical, pero seguirá generando lluvias intensas en varios estados del occidente mexicano, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En un boletín emitido a las 16.00 hora local (21.00 GMT), el SMN indicó que Polo se ubica a 290 kilómetros al sur de Cabo Corrientes, estado de Jalisco, y a 705 al sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur.

El fenómeno, que apenas anoche cobró fuerza de huracán categoría I en la escala Saffir-Simpson (de cinco niveles), tiene ahora vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora, rachas de hasta 140 y desplazamiento hacia el noroeste a 13 kilómetros por hora.

Aunque perdió fuerza, el fenómeno natural mantendrá vientos de hasta 60 kilómetros por hora desde el estado de Guerrero hasta Nayarit, con oleaje de dos a tres metros de altura en costas de Nayarit, Michoacán y Guerrero, y de tres a cinco metros de altura en Jalisco y Colima.

"Por lo anterior, continúa activa la zona de alerta desde Punta San Telmo, Michoacán, hasta Cabo Corrientes, Jalisco", señaló el SMN.

Asimismo, Polo origina lluvias intensas (de 75 a 150 milímetros) en Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán; muy fuertes (de 50 a 75 milímetros) en Sinaloa y Guerrero, y menores (de 0,1 a 25 milímetros) en Baja California Sur.

En alerta

El SMN reiteró el llamado a la población a mantenerse alerta a los avisos que emiten el Sistema Nacional de Protección Civil y autoridades estatales y municipales, y seguir sus indicaciones para reducir riesgos.

Señaló que el temporal de lluvias de los últimos días ha reblandecido la tierra y podría provocar deslaves en áreas montañosas, así como la crecida de ríos y arroyos, y que los vientos fuertes pueden derribar estructuras frágiles.

Huracanes formados

En la actual temporada de ciclones en el Pacífico ya se han formado los huracanes Amanda, Cristina, Iselle, Hernán, Julio, Karina, Marie, Norbert, Odile y Polo, así como las tormentas tropicales Boris, Douglas, Elida, Fausto, Genevieve y Lowell.

Hasta ahora, los únicos ciclones que han tocado territorio mexicano son Boris, en las costas del estado de Chiapas, y Odile en Baja California Sur.