elnuevodiario.com.ni
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La fiscalía mexicana informó hoy que investiga los hechos del 30 de junio pasado en la comunidad de San Pedro Limón, en el central Estado de México, en que 22 civiles murieron en un supuesto enfrentamiento entre fuerzas militares y presuntos delincuentes.

La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) indicó en un comunicado que, en relación con los hechos de junio en el municipio de Tlatlaya, "se tiene iniciada una averiguación previa, misma que está en etapa de investigación".

"La seriedad con que esta Administración toma en cuenta la aplicación de las reglas elementales en el procedimiento de búsqueda de la justicia obliga a una investigación completa y profunda para llegar a la verdad", señaló la institución.

Añadió que tiene un equipo de especialistas en diversas disciplinas dedicado a esta tarea desde que tuvo conocimiento de los hechos.

"Nuestra responsabilidad es precisar con claridad si las conductas del caso se apegaron a derecho y con respeto absoluto a los derechos humanos", acotó.

A su vez, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) confirmó hoy a Efe que realiza su propia investigación de los hechos.

El 30 de junio, fuentes de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Estado de México informaron que al menos 22 personas, todas ellas civiles, habían muerto en un enfrentamiento entre militares y presuntos delincuentes.

De acuerdo con la versión oficial, el choque armado se registró cuando militares que realizaban un patrullaje fueron agredidos por desconocidos en una zona del Estado de México próxima al de Guerrero.

Medios locales apuntaron entonces la posibilidad de que los agresores pertenecieran al cártel de La Familia Michoacana, con fuerte presencia en el estado de Michoacán y en regiones cercanas.

Este viernes, la revista Esquire Latinoamérica publicó una entrevista con una mujer identificada por un seudónimo (Julia), quien dijo ser testigo presencial del suceso.

Aseguró que fueron los soldados quienes dispararon primero y que los presuntos delincuentes respondieron, que sólo uno de los civiles murió en el enfrentamiento y que los demás se rindieron.

En las horas siguientes, afirmó "Julia", los soldados interrogaron a los 21 supervivientes y luego los mataron.