•   El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Salvador pretende convertir su franja costera oriental, en el océano Pacífico, en un “polo de desarrollo” gracias a los 277 millones de dólares que Estados Unidos donará a este país centroamericano.

Con el segundo convenio del programa de la Corporación Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés), conocido también como Fomilenio II, El Salvador tendrá “suficientes recursos como para que podamos disminuir drásticamente la pobreza y convertir esa zona en un polo de desarrollo”, dijo a Acan-Efe el canciller salvadoreño, Hugo Martínez.

Asimismo, contribuirá a disminuir la migración hacia Estados Unidos, pues muchas de las comunidades de origen de la población migrante son de esa zona, indicó Martínez.

El Fomilenio II, por 277 millones de dólares, fue aprobado el 12 de septiembre de 2013 por Estados Unidos.

Sin embargo, en diciembre del mismo año Estados Unidos anunció que condicionaba la firma y los desembolsos del Fomilenio II a unas reformas a las leyes de asociación público-privadas y contra el lavado de activos y de dinero, que ya fueron aprobadas por el Parlamento salvadoreño.

Confirman desbloqueo

Superados esos inconvenientes, el jueves pasado la Embajada de Estados Unidos en El Salvador confirmó el desbloqueo de la ayuda y que la MCC pronto “procederá a firmar un segundo convenio” con este país.

Martínez señaló el reciente viernes, en conferencia de prensa, que el convenio “tentativamente” será firmado “el martes 30 de septiembre en San Salvador”.

Destacó que la firma del acuerdo será el “banderillazo de salida” para comenzar a trabajar en la zona costera oriental del país, pues a partir de ese día “se desencadena todo el proceso administrativo (y) logístico” para comenzar a “trabajar en base a los proyectos que están planteados”.

Martínez explicó que el Fomilenio II estará “enfocado a tres grandes áreas”, la primera de las cuales se refiere al clima de inversiones y en la que se proyecta “invertir un poco más de 42 millones de dólares en esfuerzos de fomento de la inversión privada y de asocio público-privado en la franja costera oriental del país”.

La segunda área se enfocará en el “apoyo al capital humano, que son 100 millones de dólares y que tiene como objetivo principalmente mejorar la calidad de la educación” en esa zona.

 

El proyecto pretende preparar a los jóvenes de la franja costera del país en la inserción del mercado laboral.