•   Irak  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las milicias kurdas de Siria se reforzaron ayer con combatientes procedentes de Turquía para intentar frenar el avance del grupo Estado Islámico (EI) en su enclave de Kobani, en la provincia septentrional siria de Alepo, de donde han huido decenas de miles de civiles.

Los intentos de los yihadistas por expandir su autoproclamado califato islámico por Siria e Irak han chocado con la fiera resistencia de las fuerzas kurdas, tanto de las sirias Unidades de Protección del Pueblo Kurdo, como de los “peshmergas” del Kurdistán iraquí.

En el territorio sirio, los choques prosiguieron sin tregua ayer en los alrededores de Kobani, donde al menos 18 radicales murieron en una emboscada tendida por las fuerzas kurdas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

En ese ataque, las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo asaltaron cinco vehículos que transportaban a miembros del EI en la periferia de la población.

Matan hasta a los animales

Desde el interior de Kobani, el activista kurdo sirio Mustafa Bali dijo a Efe por internet que el ataque, iniciado por el EI hace cinco días, es “feroz”, y que las milicias kurdas sufrieron ayer 15 bajas en los combates.

“Están atacando Kobani desde todos sus flancos, y arrasan por dondequiera que pasan, han matado incluso a los animales en los pueblos que han tomado”, lamentó.

Bali explicó que los extremistas han lanzado en los últimos días misiles “Grad” contra la localidad, al tiempo que avanzan con carros de combate sobre el terreno.

Por el momento, se han hecho con el control de más de 60 pueblos, según los datos del Observatorio, y se desconoce el destino de los civiles kurdos que quedaban en ellos, aunque el EI ejecutó ayer a 11.

Decenas de miles de personas han huido a Turquía, donde solo en la noche del viernes entraron unos 45,000 kurdos --según señaló el vice primer ministro turco, Numan Kurtulmus--, en una de las mayores oleadas de refugiados sirios desde el inicio del conflicto en 2011.

Bali precisó que las fuerzas kurdas disponen tan solo de “armas ligeras” para defender Kobani, como fusiles “Kalashnikov” y lanzagranadas.

Crean su propia policía

El grupo yihadista Estado Islámico fundó esta semana un “cuerpo de policía” en la provincia de Nínive, en el norte de Irak, para mantener la seguridad en esta zona en su poder y aplicar sus leyes.

Hombres de todas las edades, incluidos menores, componen esa fuerza policial, explicó ayer a Efe Mohamed al Taei, que fuera responsable en el Ayuntamiento de Mosul antes de que los yihadistas ocuparan la ciudad.

 

"Decenas de miles de personas han huido a Turquía, donde solo en la noche del viernes entraron unos 45,000 kurdos".

Numam Kurtulmus, vice primer ministro turco.

 

También la aviación militar iraquí efectúa continuos bombardeos contra las posiciones del Estado Islámico, EI.