elnuevodiario.com.ni
  •   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un juez boliviano envió a prisión a un hombre acusado de sedar y enterrar viva a su expareja, una mujer de 30 años, en la región sureña de Tarija, en un aparente caso de celos, informaron hoy medios locales.

El juez Luis Esteban Ortiz ordenó la detención preventiva de José Luis Martínez, de 34 años, en la cárcel tarijeña de Morros Blancos, al ser el principal acusado del asesinato de Zulma Basilio Colque, que estaba desaparecida desde el pasado 6 de septiembre.

También fue enviada a prisión la actual concubina del hombre, Liz Aramayo Mamani, de 19 años, acusada de complicidad en el asesinato.

La audiencia cautelar se realizó el fin de semana, pero recién hoy los medios informaron sobre el caso.

Según las investigaciones preliminares, Martínez se puso celoso al enterarse de que Basilio tenía una nueva pareja.

En un encuentro que tuvieron, el hombre habría usado diazepam para sedar a Basilio, dejándola en coma, y luego él y su nueva concubina envolvieron el cuerpo de la mujer en una sábana y lo enterraron en el jardín de una casa perteneciente al padre de Aramayo, según el diario El País, de Tarija.

La familia de Basilio la reportó como desaparecida y denunció a Martínez por rapto ante la Policía, que finalmente halló el cuerpo de la mujer el pasado sábado.

En el primer semestre de este año han muerto en Bolivia 98 mujeres, 59 de ellas víctimas de la violencia machista y el resto en crímenes atribuidos a la inseguridad ciudadana.

Bolivia es, según datos del programa ONU-Mujeres, el país latinoamericano con mayores índices de violencia física contra las mujeres y el segundo tras Haití en violencia sexual.

Organizaciones de mujeres y la Defensoría del Pueblo pidieron en las últimas semanas al Gobierno que declare la alerta nacional por los numerosos casos de feminicidio que se registran, una situación por la que Naciones Unidas también manifestó su preocupación.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus