•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Vaticano abrió un juicio penal contra su exnuncio en República Dominicana, Jozef Wesolowski, por pedofilia, el primer caso de abuso sexual en ser juzgado por la Iglesia, informó un portavoz el martes.

Fue el propio papa Francisco quien exigió una decisión drástica sobre el caso, explicó el portavoz Federico Lombardi.

Wesolowski, de 65 años, que fue desposeído de sus hábitos en junio, se encuentra en arresto domiciliario.

Orden del papa

La decisión fue tomada “de acuerdo a la voluntad expresada por el papa, para que un asunto tan grave y delicado sea enfrentado sin retraso, con el rigor justo y necesario y una total asunción de responsabilidades por parte de las instituciones al frente de la Santa Sede”, indicó el portavoz.

El papa Francisco había convocado en agosto de 2013 a Wesolowski, de 65 años, nuncio en República Dominicana desde enero de 2008, tras ser acusado de abusos sexuales a menores. Wesolowski estaba acusado de haber pagado a menores para mantener relaciones sexuales en el centro histórico de Santo Domingo, un escándalo que despertó indignación en la isla y provocó la movilización diplomática del Gobierno.

Apeló expulsión

Tras el juicio eclesiástico del mes de junio, el nuncio fue el primero en ser expulsado del sacerdocio por pedofilia. Wesolowski, de origen polaco, presentó sin embargo una apelación.

Seis meses antes de su condena eclesiástica el comité de Naciones Unidas sobre los derechos de la infancia ya citaba su caso como ejemplo de la ausencia de iniciativas del Vaticano para luchar contra los abusos sexuales a menores.

Desde hace una década la Iglesia católica se ha enfrentado a numerosos escándalos de abusos sexuales a menores de parte de curas y altos cargos desde Irlanda hasta Estados Unidos y Australia.