•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, respaldó ayer las acciones militares iniciadas por Estados Unidos y otros países contra intereses del grupo yihadista Estado Islámico, EI, en Siria, pero llamó a tomar todas las precauciones necesarias para evitar víctimas civiles.

240914 yihadistas

“Creo que es innegable y algo de un gran consenso internacional que estos grupos extremistas plantean una amenaza inmediata a la paz y seguridad internacional”, dijo Ban en una conferencia de prensa.

El diplomático surcoreano recordó que, pese a que los ataques no han sido autorizados por el Gobierno sirio, este fue informado de antemano y las acciones se han producido en zonas que no estaban bajo su control.

Ban recordó que la ONU considera fundamental la protección de los civiles y defendió que en Siria esto requiere una “acción inmediata”, siempre que esta se base en los principios de las Naciones Unidas.

Civiles desprotegidos

Según subrayó, en Siria los civiles no pueden contar con verdadera protección “si se permite que grupos extremistas actúen con impunidad y si el Gobierno sirio continúa cometiendo graves violaciones de los derechos humanos contra sus propios ciudadanos”.

Al mismo tiempo, urgió a los países participantes en la campaña contra el EI a “cumplir con la ley humanitaria internacional y a tomar todas las precauciones para evitar y minimizar las bajas civiles”.

En ese sentido, lamentó “toda pérdida de vida civil como resultado de los ataques contra objetivos en Siria”.

Estados Unidos y un grupo de aliados —entre ellos varios países árabes como Baréin y Emiratos Árabes Unidos— iniciaron este lunes una ofensiva aérea contra posiciones de los yihadistas del EI en Siria.

Agradece solidaridad

Ban, que recordó que lleva más de un año alertando sobre el auge de los extremistas en Siria, agradeció la “solidaridad internacional” para responder al desafío que plantean esos grupos.

Señaló, en todo caso, que confrontar a las organizaciones terroristas requiere un “enfoque multidisciplinar”, diseñado para “responder a los riesgos inmediatos de seguridad, detener los crímenes y, a largo plazo, eliminar las condiciones en las que esos grupos se apoyan”. Por ello, llamó a los líderes internacionales reunidos en Nueva York a apoyar a la ONU en esa estrategia y, en especial, a los que este martes participarán en una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad sobre el problema de los combatientes extranjeros en países como Siria e Irak.

 

Ban Ki-moon llamó a los países involucrados en la coalición antiyihadista a tomar las precauciones necesarias para evitar víctimas civiles

 

Francia rechaza ultimátum de agrupación yihadista

RESPUESTA. Francia rechazó ayer el ultimátum de los secuestradores de un francés en Argelia y afirmó que seguirá bombardeando en Irak a los yihadistas del grupo Estado Islámico, EI, sin pronunciarse sobre si los atacará en Siria.

“Con lo grave que es esta situación, nosotros no cederemos a ningún chantaje, a ninguna presión, a ningún ultimátum por muy odioso o despreciable que sea”, declaró en Nueva York el presidente François Hollande.

“Continuaremos prestando nuestro apoyo a las autoridades iraquíes” añadió.

Los bombardeos de aviones franceses contra EI en Irak “continuarán, evidentemente”, explicó por su parte el primer ministro, Manuel Valls.

Los secuestradores del francés, miembros del grupo yihadista Jund al Jilafa, que obedece al EI, amenazaron el lunes con matar al rehén si Francia no renuncia a los bombardeos en Irak en un plazo de 24 horas.

Guía de alta montaña, Hervé Pierre Gourdel, de 55 años de edad, fue secuestrado en Tizi Uzu, 110 kilómetros al este de Argel.

El ejército argelino continuaba el lunes junto a tropas de élite especializadas en la lucha antiterrorista una operación de búsqueda del francés.