elnuevodiario.com.ni
  •   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La OTAN subrayó hoy que ha detectado una "reducción de los incidentes" y de las "tropas rusas en Ucrania", al tiempo que subrayó que Rusia prosigue con su "opción de desestabilizar" a su vecino país.

"Hemos visto una reducción de los incidentes y de las tropas regulares rusas en Ucrania", dijo a Efe la portavoz adjunta de la Alianza, Carmen Romero.

Añadió que sin embargo "todavía quedan fuerzas especiales rusas en Ucrania y una presencia militar rusa significativa en la frontera" de ese país con Ucrania.

Romero subrayó que mientras la Alianza "da la bienvenida a todos los esfuerzos por lograr una solución pacífica, Rusia mantiene su opción de desestabilizar a Ucrania".

La OTAN ha condenado la anexión que Rusia realizó en marzo pasado de la península ucraniana de Crimea, al tiempo que ha subrayado que la considera "ilegal" e "ilegítima" y que nunca la reconocerá.

Tras esa anexión y el mantenimiento de la presencia militar rusa en esos territorios orientales ucranianos y el apoyo que desde Moscú ha llegado a las milicias separatistas prorrusas, la Unión Europea (UE) y Estado Unidos han impuesto una batería de sanciones económicas y diplomáticas de diverso calado a Moscú.

Desde el 5 de septiembre pasado se mantiene una tregua entre Ucrania y los separatistas prorrusos, aunque se han producido episodios de violencia.

Los separatistas prorrusos denunciaron hoy la muerte de dos civiles por un ataque con artillería de las fuerzas de Kiev contra un barrio residencial de la ciudad oriental ucraniana de Donetsk.

Los rebeldes también han denunciado otras violaciones del alto el fuego por parte de las tropas ucranianas que habrían tenido lugar a última hora del martes junto al aeropuerto de Donetsk, controlado por las fuerzas de Kiev aunque rodeado por los prorrusos.

Por su parte, el coordinador del portal "Resistencia Informativa", Dmitri Timchuk, muy próximo a las fuerzas de Kiev, ha atribuido a los separatistas diversos disparos con tanques y ha denunciado más de medio centenar de violaciones de la tregua por parte de los sublevados durante las últimas 24 horas en las regiones orientales de Donetsk y Lugansk.

Según la ONU, más de 3.000 personas han muerto desde abril en esas dos regiones, donde antes del estallido de la sublevación armada contra Kiev vivían más de 8 millones de personas.