elnuevodiario.com.ni
  •   Bangkok  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía de Malasia ha detenido a tres yihadistas que presuntamente pretendían viajar a Siria e Iraq para unirse al Estado Islámico (EI), después de que el grupo fuera catalogado como terrorista por las autoridades malasias, informó hoy la prensa local.

Los detenidos son un médico, un mecánico, ambos de 26 años, y un tendero, de 42, que fueron apresados por una unidad antiterrorista en el aeropuerto de Kuala Lumpur cuando se disponían a embarcar en un vuelo con dirección a Turquía, según el diario "The Star".

Los arrestos tuvieron lugar un día después de que el ministro de Exteriores, Anifah Aman, anunciara al Consejo de Seguridad de la ONU que Malasia ha declarado el EI como organización terrorista y que se intensificaría la lucha contra sus miembros.

También coincidió con la aparición de un informe del Instituto por el Análisis Político del Conflicto de Yakarta que alertó de la formación de un grupo de milicianos malasios e indonesios de al menos 22 miembros que combaten en Siria e Irak junto al EI.

Las autoridades malasias estimaron este mes que al menos unos 40 malasios se han unido al EI, al menos dos de los cuales habrían muerto mientras luchaban en territorio sirio.

Desde finales del siglo pasado, el terrorismo islámico ha cobrado notoriedad en el Sudeste Asiático por atentados sangrientos como el que el 12 de octubre de 2002 mató a 202 personas en la isla de Bali, el principal destino turístico de Indonesia.

El atentado de Bali lo perpetró la Yemaa Islamiya, considerada como el brazo regional de Al Qaeda, aunque ahora expertos temen que el Estado Islámico pueda convertirse en otro incentivo para los radicales islamistas en la región.

Los gobiernos de Filipinas, Indonesia, Malasia y Singapur han afrontado este resurgir del terrorismo islámico con la detención de cientos de sospechosos y una mejor colaboración trasnacional.