elnuevodiario.com.ni
  •   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, general Martin Dempsey, dijo hoy que será necesario entrenar entre 12.000 y 15.000 miembros de la oposición moderada siria para arrebatar el terreno ganado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

En una rueda de prensa junto con el secretario de Defensa, Chuck Hagel, Dempsey dijo que los bombardeos aéreos no serán suficientes para poner en retirada al EI en Siria.

"Para capturar el terreno perdido debemos establecer los campos de entrenamientos, líderes militares y establecer una estructura política que los sostenga y eso va a llevar tiempo", subrayó el general.

Hagel reconoció que, de momento, no hay un líder claro que aglutine a esta milicia moderada, que Estados Unidos quiere comenzar a entrenar en Arabia Saudí, con una primera ronda de 5.000 combatientes listos para recuperar terreno en Siria en un año aproximadamente.

"Estamos comenzando el proceso de elección (de opositores moderados), la elección de un líder es una decisión que ellos mismos deberán tomar", explicó el titular de Defensa.

Asimismo, Dempsey reiteró que, si lo considera necesario en la campaña de bombardeos que EE.UU. lidera en Irak y Siria contra el EI, recomendará al presidente estadounidense, Barack Obama, que se desplieguen asesores militares en las primeras líneas, pese a que la Casa Blanca ha descartado tropas de combate en estas operaciones.

El general señaló que necesitarán un fuerza de combate sobre el terreno en Siria e Irak, pero esta "idealmente" debe estar compuesta por iraquíes, kurdos o, en el caso sirio, por integrantes de una oposición moderada al Gobierno de Bachar al Asad, que hoy por hoy está debilitada.

Dempsey no descartó el establecimiento de una zona de exclusión aérea en el norte de Siria, un paso complejo porque podría enfrentar a Estados Unidos y sus aliados árabes con la aviación siria, que, hasta el momento, se ha mantenido al margen y no ha intentado frenar las incursiones estadounidenses en su espacio aéreo.

Turquía ha pedido a Estados Unidos crear esa zona de exclusión aérea y un colchón humanitario a lo largo de su frontera con Siria.

"Estamos tratando estas posibilidades con Turquía y examinamos de qué modo Turquía puede contribuir a la coalición contra el EI, porque también es una amenaza para ellos", agregó Hagel.