•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un total de 711 personas menores de 23 años, muchos de ellos niños, han sido asesinados en Honduras en los primeros ocho meses de 2014, denunció ayer la organización humanitaria Casa Alianza en Tegucigalpa.

De los jóvenes asesinado en lo que va del año, un total de 84, equivalentes al 11.8%, se registraron en agosto pasado, indicó Casa Alianza en el “Informe mensual de la situación de Derechos de los niños, niñas y jóvenes de Honduras”, al que tuvo acceso Acan-Efe.

La investigación señala que de los 84 jóvenes muertos el mes anterior, el 88.1% (74) correspondieron a hombres, en tanto que el 11.9% (10) a mujeres.

La organización humanitaria, que dirige el hondureño José Ruela, destacó también que el 78.5% de los jóvenes asesinados en agosto tenían entre los 18 y 23 años, y el 21.5% eran menores de 17 años.

Armas de fuego

Detalló, además, que el 79% de las víctimas fueron asesinadas con armas de fuego, 6% con arma blanca, 5% asfixiadas y el restante 10% de otras formas, no precisadas.

“Se evidencia un incremento de casos en los cuales se encuentran los cuerpos en sacos, bolsas plásticas o envueltas en sábanas y las víctimas son estranguladas y mueren asfixiadas”, enfatizó el informe.

Los departamentos de Cortés y Francisco Morazán, norte y centro de Honduras, son las dos regiones que en el último mes registraron los índices más altos de asesinatos de jóvenes, reveló la investigación.

Violencia

En Cortés murieron el mes pasado 36 jóvenes y en Francisco Morazán 30, según el documento. De acuerdo con la organización Casa Alianza, unos 9,725 jóvenes menores de 23 años fueron asesinados en el país centroamericano entre febrero de 1998 y agosto pasado.