elnuevodiario.com.ni
  •   Saná, Yemen  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un conductor suicida, supuesto miembro de la organización Al Qaeda, hizo explotar hoy un coche bomba en una base del grupo chií de los hutíes, Ansar Alá (Seguidores de Dios), causando muertos y heridos, en la provincia de Maareb, a 170 kilómetros al noreste de Saná.

Una fuente de seguridad, que no precisó el número de víctimas, informó a Efe de que la explosión tuvo lugar en un hospital de la zona de Al Yafra que los hutíes utilizan como base, en la autopista que une la capital, Saná, con la ciudad de Maareb.

La fuente añadió que los hutíes trasladaron a las víctimas a la provincia cercana de Al Yuf.

El grupo Ansar Al Sharía (Seguidores de la ley islámica), una de las filiales de Al Qaeda en la Península Arábiga, reivindicó el atentado en un comunicado emitido en una de sus cuentas de la red social Twitter.

La nota señala que hubo decenas de muertos y heridos entre los hutíes y también daños materiales, como la destrucción de cuatro camionetas, tres vehículos militares todoterreno y dos blindados tipo Hummer, que fueron confiscados por los hutíes en Saná.

Además, la organización terrorista, de confesión suní, informó de que el ataque fue perpetrado en esa zona porque representa la vanguardia de las fuerzas de los hutíes en la región.

Al Qaeda mantiene una gran presencia en Shabua y en el resto del sur yemení, sobre todo en las provincias cercanas de Abian y Hadramut.

Las autoridades estadounidenses sostienen que la organización Al Qaeda en la Península Arábiga, con base en el Yemen, es uno de los brazos más peligrosos y activos de la red terrorista.

El Gobierno yemení firmó el pasado domingo un acuerdo de "paz y asociación" con los hutíes, una milicia chií que controla desde 2010 la provincia de Saada y trata desde hace meses de ampliar las zonas bajo su dominio, tras varias semanas de manifestaciones y enfrentamientos armados en la capital.